La dificultad de comprar o reparar una bici tras la pandemia

11 noviembre, 2021

La pandemia impulsa el uso de la bicicleta en un momento de escasez de componentes y bicicletas

Las bicicletas están de moda en Vitoria. Las tiendas de bicicletas agotaron existencias tras el primer confinamiento y las listas de espera se dilataron durante verano y otoño de 2020.

El problema en los últimos meses está en la falta de materias primas en todos los sectores. Las bicicletas no son ajenas, en las tiendas de Vitoria-Gasteiz hay dificultades para comprar una nueva. O, incluso, para reparar una bicicleta. En los comercios hay largos plazos de entrega y compras con previsión a meses vista.

Dar la vuelta a la forma de trabajar

En Gama Bicicletas trabajan con previsiones “muy a largo plazo”, explica Luis. Algo que no habían vivido hasta ahora, ya que iban más “al día”. De momento van “salvando” el problema y están abastecidos, pero ahora cuesta mucho más conseguir el material. “Nos ha obligado a cambiar un poco la forma de trabajar, a anticiparnos mucho”, cuenta.

La lista de espera para una bici nueva llega a ser de varios meses en varios comercios de Vitoria.

En Green City Cycles ya no apuntan a más gente en lista de espera. “No tiene sentido, creas expectativas (de tiempo) que luego no se cumplen. Pasa el tiempo, pasan los meses y no los llamas, pero es que realmente no tenemos bicis”.

Hacer pedidos con meses de antelación

En Vibike  ahora están recibiendo muchas bicis. Son pedidos “que se han adelantado mucho y se han hecho hace tiempo”, explica Jorge. Los plazos de entrega son de meses. “Ahora compras material con muchísima más antelación que antes”, da cuenta Jorge. Bicis sí hay, pero determinados modelos son más difíciles de encontrar. "Es muy difícil reponer. Si un cliente necesita la talla L pero el modelo que tenemos es M, casi con toda seguridad sea imposible conseguirla”.

"A mediados de verano sí que nos asustamos"

En Decathlon Vitoria, también tienen falta de componentes: "A mediados de marzo recuperamos el stock de bicicletas y todo volvía a la normalidad". Hasta que en julio "otra vez nos quedamos sin componentes, de forma abismal", explica Adrián. Son una cadena con una gran infraestructura detrás, pero también han notado esta crisis de componentes. "A mediados de verano nos asustamos, no teníamos ni una bicicleta para vender". Una situación que va mejorando.

Ya empiezan ver la luz al final del túnel: "Hace dos semanas empezaron a llegar muchas bicicletas, casi todas de gama media-baja, que antes no llegaban". Poco a poco se reactiva el mercado, en unas fechas muy importantes para ellos, con la campaña de Navidad en juego.

falta de bicicletas vitoria

La bicicleta ha experimentado un ascenso tras la pandemia.

Las tiendas cuentan ahora con más inventario para anticiparse a las ventas

En Gama cuentan con más inventario que nunca: la situación ha provocado que haya que dar la vuelta a la forma de trabajar e “ir haciendo pedidos semanales” para acumular en el almacén propio.

Si bien modelos de bicicleta que se pidan ahora tardarán meses en llegar, cuentan con un inventario de pedidos anteriores almacenados, lo que agiliza las compras. “Tenemos más inventario que nunca, pero por esa razón, porque no podemos ir haciendo pedidos semanales, porque los almacenes de los proveedores no tienen”. Una situación que desde Gama prevén se va a prolongar durante el año que viene.

Precios al alza

El 90% de los componentes de una bicicleta vienen de Asia, explican los comerciantes. El embotellamiento comercial con este continente hace que no solo falte stock, sino que también se encarezca el que llega. Los gastos de transporte aumentan, y ello repercute en los precios. Aumentos que oscilan entre un veinte o un cuarenta por ciento dependiendo de la tienda consultada.

Los precios han aumentado por el embotellamiento comercial y la escasez de productos

“Lo habitual sería que tú tengas una tarifa durante todo el año" explica Luis Mari, de Bicicleta Izquierdo, "pues este año ha habido ya dos incrementos en las tarifas de los proveedores". Empezaron a notar la escasez de productos para primeros de septiembre, "ahí empezamos a ver que a los proveedores se les acababa y que no recibían”.

En ViBike son conscientes del alza en los precios. “Ha subido el acero, el aluminio, la madera, el cartón, la electricidad, está subiendo todo" Al alza de las materias primas se añade el del precio de transportarlos: "Se incrementa el precio de los transportes, y se retrasan muchísimo los plazos”.

Reparaciones afectadas

La crisis de materiales también afecta a las reparaciones: “Hay componentes que no podemos conseguir: la transmisión de piñones, cadenas o frenos hidráulicos”, explican en Green City Cycles. En Vibike los problemas con las piezas son el pan de cada día: “Hay componentes que nos están dando plazos de entrega de dos años: un cambio básico no llegará para julio de 2023”. Depende en cada caso del modelo concreto, y de las marcas de distribución con la que trabaja cada comercio.

Hay piezas que no llegarán hasta 2023

Desde Bike Toki, Iñaki coincide en señalar que los plazos que están dando ahora los distribuidores son para 2023. Han pasado en poco tiempo "de dar plazos de seis, siete meses a más de un año". Explica que también hay un poco de 'favoritismo' entre los proveedores: “Si este me compra más bicicletas, le proporciono a este antes que al otro”.

falta de bicicletas vitoria

La falta de componentes ha obligado a los talleres a improvisar "día a día".

"Nos llegaron hace poco cadena de once velocidades y, si queremos pedir más, nos dan para julio de 2022”. Un problema que se está dando en tiendas tanto de España, como de Portugal, Francia e Italia. “Prefiero gastar esfuerzos y recursos en conseguir material. Los esfuerzos no los voy a gastar en conseguir bicis nuevas”.

Recuperar piezas de otras bicis

Muchos de los talleres están encontrando la solución a esta falta de piezas reutilizando componentes de otras bicis. En Bicicletas Izquierdo dan solución “a base de aprovechar alguna pieza recuperada”. Así han logrado no aumentar excesivamente los plazos de las reparaciones.

La mayoría de las bicis se reparan en la misma semana en los numerosos talleres que hay en Vitoria-Gasteiz, aunque hay alguna que puede tardar 15 días o un mes “como mucho”, explican. “Digo a la gente que, si viene a comprar una bici, y ya tiene una, que espere un poco para deshacerse de ella."