24 menores alaveses buscan una familia de acogida

25 octubre, 2015

24 menores alaveses buscan una familia de acogida. Los jóvenes, que han sido separados de sus familias temporalmente por diversas causas, se encuentran actualmente tutelados por la Diputación. De ellos 15 pertenecen a 7 grupos de hermanos y otros 3 presentan alguna discapacidad. Desde la Diputación han realizado un llamamiento a las familias para ofrecerse […]

acogida familiar24 menores alaveses buscan una familia de acogida. Los jóvenes, que han sido separados de sus familias temporalmente por diversas causas, se encuentran actualmente tutelados por la Diputación. De ellos 15 pertenecen a 7 grupos de hermanos y otros 3 presentan alguna discapacidad. Desde la Diputación han realizado un llamamiento a las familias para ofrecerse a acoger a estos pequeños, ya que actualmente faltan familias que quieran acogerles. Se trata, en cualquier caso, de una acogida temporal y no de una adopción.

La responsable foral ha reconocido que encontrar familias de acogida para los menores con discapacidad y también para los que pertenecen a grupos de hermanos y no pueden ser acogidos de forma individual “es un trabajo más
difícil”. Y es que, normalmente las familias que se presentan al proceso de valoración desean acoger a un sólo menor, además, sin ningún problema ni discapacidad asociados. Sin embargo, “contamos con grupos de hermanos y con
niños y niñas con necesidades especiales que también necesitan poder disfrutar de un ambiente familiar”, ha recalcado.

La diputada se ha referido también al perfil de familias que pueden acoger a estos menores, dejando claro que “no hay un perfil concreto: cualquier persona puede participar en esta experiencia y aportar a estos menores el cariño y el calor de su hogar”. No en vano, en estos momentos, hay 89 familias alavesas participando en el programa de acogida de la Diputación alavesa, entre ellas, familias con hijos, parejas o personas que vivían solas. “Sólo hacen falta personas con ganas de asumir la responsabilidad de la crianza y la educación de estos niños y niñas y, además, que dispongan de tiempo para asumir este compromiso”, ha apuntado Artolazabal.

En este contexto, ha recordado que las familias de acogida reciben información, valoración y formación antes de acoger a los menores. Se trata, entre otros objetivos, de dejar clara la diferencia entre acogimiento y adopción. “El acogimiento es una medida de protección donde se le ofrece al menor la oportunidad de desarrollarse en un ambiente familiar adecuado y estable, mientras sigue manteniendo la relación con su familia biológica, hasta que ésta pueda recuperarse. Es muy importante saber que los menores siguen manteniendo esta relación con su familia biológica, ya que el objetivo del acogimiento es que vuelva con ella, siempre que se pueda”, ha subrayado Artolazabal.

La diputada de Servicios Sociales ha comparecido junto a Ana Isabel Escudero, la madre de acogida de un niño con perfil autista, que ha animado a las familias alavesas a dar el paso del acogimiento, “una tarea que no es fácil, pero que merece mucho la pena”. “Si pudiera clonarme, acogería a más menores”, ha confesado Escudero. Escudero ha compartido su experiencia personal, que recomienda a todas las familias dispuestas a entender que acoger significa ofrecer, compartir y atender necesidades de todo tipo, pero especialmente las de seguridad, afecto e incondicionalidad que estos niños y niñas necesitan.

Las personas que deseen acoger a alguno de los 24 menores alaveses que, a día de hoy, están a la espera de una familia de acogida pueden solicitar una entrevista en el teléfono 945 77 30 52 o escribir a la dirección de correo electrónico acogimiento@alava.net