Advertisement
Advertisement

FCC pretende romper el contrato de limpieza con Vitoria-Gasteiz

20 febrero, 2018

La UTE deberá ejercer sus servicios hasta que el Ayuntamiento encuentre otra empresa que la reemplace

La UTE FCC-GMSM quiere romper su contrato con Vitoria-Gasteiz. Las empresas comunicaron el pasado viernes de forma verbal al gobierno de Urtaran su intención de dejar el servicio de limpieza de la ciudad. Sin embargo, deberán ejercer su trabajo hasta que se contrate a otra empresa para realizar la labor. El contrato de la UTE lleva en vigor desde julio de 2015, y le cuesta al Ayuntamiento 22 millones de euros anuales.

fcc rompe contrato limpieza

Aunque hayan anunciado su renuncia de forma verbal, FCC y GMSM deberán confirmar por escrito dicha intención, dado que las palabras no tienen validez jurídica. Mientras tanto el Ayuntamiento no puede tomar ninguna decisión ni iniciar ningún procedimiento de nuevo concurso.

En cualquier caso esta decisión sería firme, según publica hoy El Correo. La renuncia de la UTE nace de 1,7 millones de euros que debería pagar a sus trabajadores en concepto de antigüedades medias, primas por jubilación y absentismo laboral.

Las empresas estaban en conflicto con el Ayuntamiento para ver quién debía asumir dichos costes. Como la Comisión Jurídica Asesora del País Vasco decidió que correspondían a la UTE, ésta tiene la posibilidad de romper el contrato con Vitoria-Gasteiz.

FCC+GMSM deberán cumplir el contrato hasta que se adjudique uno nuevo

El Ayuntamiento recuerda que, en caso de romperlo, están obligados a seguir limpiando las calles de la ciudad hasta que se firme un nuevo contrato con otra empresa, por lo que debería haber problemas de suciedad. También anunciaron en su momento que los servicios de limpieza no serán llevados por la propia casa consistorial.

Aún faltaría la confirmación por escrito para que UTE y Ayuntamiento separen sus caminos

Los conflictos entre la UTE y la casa consistorial vienen de meses atrás. Los trabajadores de la entidad se plantearon una huelga de limpieza debido a las promesas incumplidas por parte de esta, en torno a los derechos y a la situación salarial. Cinco trabajadores fueron despedidos y readmitidos posteriormente en agosto, Incluso se planteó la rescisión de su contrato el pasado mayo.

El nuevo contrato ha permitido además al Ayuntamiento aumentar el control sobre la labor real, lo que ha llevado a numerosas sanciones o descuentos por trabajos no realizados. Descuentos en el pago que FCC+GMSM han peleado en los tribunales.

Si se confirma la ruptura, FCC y GMSM no recibirán ninguna indemnización por parte de los entes públicos. A pesar de los encontronazos, el Ayuntamiento siempre ha estado "muy satisfecho" con el servicio de limpieza que ejerce la UTE, que tiene una ejecución del 95%.