¿Cómo se financiarán las carreteras alavesas sin peajes?

14 febrero, 2021

A partir de 2026 Álava tendrá que mantener también sus tramos de la AP-68, que se liberalizará

En 2026 se termina la concesión de los tramos alaveses de la AP-68. Esto hará que la Diputación Foral de Álava tenga que asumir los gastos de mantenimiento de esta carretera, como ya ocurre con el tramo de la AP1 entre Armiñón y el límite con Burgos. En principio, este final de concesión traerá que desaparezcan los peajes, y que no haya que pagar para ir, por ejemplo, a Bilbao.

Sin embargo, lo que para las personas que utilizan esta carretera sería una buena noticia, para la Diputación es un problema. ¿Cómo se pueden financiar las carreteras sin estos peajes? ¿Cuál es la solución?

ap-1 ap-68 concesiones

El final de las concesiones de la AP-1 y la AP-68 aumentará en 12-13 millones de euros el gasto anual en mantenimiento de carreteras, según el PSE de Álava. Esta cantidad es prácticamente la misma que se utiliza ahora para mantener los 1.400 kilómetros de la Red Foral de Carreteras. Es necesario recordar que la competencia sobre las vías pertenece totalmente a la Diputación.

AP-1 y AP-68

La AP-1 y la AP-68 son las dos vías que más tráfico soportan en nuestro territorio, y, por tanto, las que más mantenimiento necesitan. Se trata de 61 kilómetros más de Vías de Alta Capacidad en nuestro territorio. En total este tipo de carreteras suman 175 kilómetros en Álava, y soportan el 75% del tráfico rodado.

Estas carreteras son vías que muchos conductores utilizan tan solo de paso. La AP1 se utiliza para los recorridos desde Gipuzkoa o Francia al centro-sur de España y el norte de África. La AP68, por su parte, lleva tráfico desde el Cantábrico y Castilla hacia Aragón y Cataluña pasando por Álava. Esto afecta directamente al territorio: aunque todos estos vehículos pasan por Álava, no hacen ningún tipo de gasto. Esto supone que los gastos de las carreteras recaigan sobre la Diputación sin que los alaveses tengan ningún beneficio por el paso de estos vehículos.

ap-1 ap-68 concesiones

El tramo de la AP-1 desde Armiñón hasta Burgos tampoco tiene peajes desde el año 2018. Sin embargo, esto prácticamente no afectó a Álava, ya que son muy pocos los kilómetros de esta carretera que transcurren por el territorio.

Esta es una situación que no solo se está viviendo en Álava, sino también en otros territorios como Navarra.

Modelo de financiación

Las Juntas Generales de Álava han comenzado esta semana la Ponencia sobre el modelo de financiación y gestión de las vías de alta capacidad. En ella se pretende abrir un debate entre los grupos políticos sobre el futuro modelo de financiación y gestión de las carreteras alavesas.

La Diputación analizará en los próximos meses un nuevo modelo de financiación para las carreteras alavesas

La primera sesión fue de carácter técnico. En ella compareció el Director de Infraestructuras viarias de la Diputación Foral de Álava, Carlos Ibarlucea, y el Jefe de Servicio del departamento, Miguel Ángel Ortiz de Landaluce. Dieron detalles sobre la situación de las vías de alta capacidad de Álava y sus necesidades futuras. Además, prestaron atención precisamente al impacto presupuestario que el final de las concesiones puede producir en el resto de la red foral de carreteras.

La ponencia se centrará en analizar aspectos técnicos y que se extenderá hasta el mes de mayo. En las próximas semanas comparecerán las principales asociaciones técnicas del sector, así como diferentes expertos del ámbito académico e institucional. A partir de mayo se abordará la segunda fase. En ella se analizará el contexto regulatorio europeo, con la participación entre otros del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno de España.