Fundación Vital acoge las 'Pequeñas alegrías' de la vitoriana Naia Aristondo

26 diciembre, 2020

La muestra incluye un diario del confinamiento y una instalación audiovisual en colaboración con músicos de Jazz

El Centro de Exposiciones Fundación Vital presenta la muestra ‘Pequeñas Alegrías, una recopilación de 30 obras de la artista vitoriana Naia Aristondo. Entre ellas destaca un diario del confinamiento.

El nombre de la exposición ‘Pequeñas alegrías’ es el título de un libro recopilación de cuarenta artículos publicados por Hermann Hesse. Este libro no sólo ha inspirado la obra de Aristondo sino también una forma de ver la vida y de vivirla.

Pequeñas alegrías

“En un año complicado, he encontrado momentos de felicidad repentina e inesperada, que pueden producirse incluso en las peores situaciones. Alegrías pequeñas pero intensas, desde la lectura de un libro, la admiración de un bello rostro, una buena comida o disfrutar de un atardecer, siendo consciente de que eso que estás viendo, es único. Y es que lo difícil de estas alegrías no es tenerlas, sino saber verlas”, ha explicado Aristondo.

La exposición reúne obras muy variadas tanto en tamaño como en temática y técnica. Muchas de ellas son trabajadas a óleo pero también se pueden encontrar otras técnicas algo olvidadas como el carboncillo, el pastel o la tinta china.

Pequeñas alegrías

Destaca también una instalación audiovisual realizada en colaboración con Ben Soza y Eolo Andino, músicos de Jazz de Vitoria-Gasteiz. Estos artistas destacan por combinar la improvisación y sonidos analógicos del jazz con ritmos más callejeros y propios del hip-hop.

La exposición podrá verse en el Centro de Exposiciones Fundación Vital (Postas 13-15, Vitoria-Gasteiz) hasta el 8 de enero. El horario de martes a sábado es de 18.00 a 20:30 y de 12:00 a 14:00. Los domingo y festivos de 18:00 a 20:30.

Pequeñas alegrías

Naia Aristondo

Naia Aristondo (Vitoria-Gasteiz, 1998) es una artista plástica multidisciplinar. Comenzó su carrera artística en el Conservatorio de danza José Uruñuela. En 2016 inició sus estudios pictóricos en la facultad de San Carles, de la Universitat Politécnica de Valencia.

Aristondo apuesta por el arte como una resistencia y una vía de educación emocional, y trata de generar un lenguaje visual libre de sugestiones.