Gargantúa cumple hoy 100 años: ¡Así le felicitan!

6 enero, 2023

Jimmy Bidaurreta es el compositor de esta melodía con la que Vitoria-Gasteiz felicita a Gargantúa

Gargantúa estrena canción el 6 de enero por su 100 cumpleaños. Jimmy Bidaurreta, director de la Gasteiz Big Band y profesor de la Academia Municipal de Folklore, es el autor de la felicitación de nuestro querido personaje.

Jimmy Bidaurreta tiene una larga relación musical con la cultura alavesa. El compositor junto con la Gasteiz Big Band ha adaptado, entre otros, la retreta de San Prudencio y la canción de Celedón. El elegido de este año ha sido el personaje más enorme de la Comparsa Municipal de Gigantes y Cabezudos.

"Zorionak, Gargantúa!" es el título de la canción y la puedes escuchar aquí:

Además, Gargantúa renovará su ropa por el centenario y tendrá nueva imagen en las Fiestas de La Blanca de este año, según informa la teniente de Alcalde Maider Etxebarria.

El 6 de enero de 1923 Gargantúa salió en la Cabalgata de Reyes de Vitoria, bajo la lluvia y la nieve. Ahora cumple 100 años en Vitoria

100 años del grandullón

Un 6 de enero de 1923, Gargantúa se estrenó en unas cabalgatas de Reyes inmersas en nieve. Este grandullón recorrió las calles vitorianas tirado por dos bueyes. En estos años, la cabalgata desfiló el mismo día de Reyes y no la víspera como ahora es habitual. Bilbao y Guernica ya tenían esta figura y Vitoria no iba a ser menos. Este personaje costó 4.915 pesetas (29,5€) al Ayuntamiento sin sumar las 1.100 pesetas (6,6€) que supuso su carruaje.

En aquel año, la cabalgata recorrió las calles del centro de Vitoria con el Gargantúa como la gran novedad, acompañado por dos cocineros. Gargantúa iba seguido de los Reyes Magos, sus pajes, un grupo de gigantones, tamborileros y la banda municipal. En la cabalgata no faltarían los carros llenos de juguetes y golosinas que disfrutaron 2.200 niños del Hospicio, Asilo y diversas escuelas.

Foto de Enrique Guinea hacia 1923, Archivo Municipal de Vitoria-Gasteiz

En la repartición de las golosinas, empezó a llover y a nevar. Los carros de los ganados y las carrozas se metieron en Los Arcos excepto el Gargantúa. Esta figura quedó fuera por su gran altura.

El Gargantúa de hoy es una réplica casi exacta del de 1923. Se conserva el mismo aspecto y la misma cara. Sin embargo, se ha modificado su cabeza, ha cambiado el carruaje y también sus vestimentas a lo largo de los años.