Advertisement
Advertisement

Garoña: desmantelamiento o almacén de residuos nucleares

13 noviembre, 2019

El desmantelamiento de la central nuclear no comenzará hasta 2022 y podría acoger residuos radiactivos durante décadas

El futuro de la Central Nuclear de Garoña sigue en el aire. La central no volverá a funcionar nunca más, pero aún no ha comenzado su desmantelamiento. Y la mayor preocupación está ahora por los residuos nucleares que acoge.  El actual almacenamiento temporal de residuos de la propia central se ha ampliado para que pueda albergar 49 contenedores de residuo radioactivo en lugar de los cinco previstos actualmente.

Según las últimas informaciones es previsible que hasta 2022 no comience su desmantelamiento. El proceso se prolongaría hasta 10 años, pero los residuos seguirían aún más tiempo en el almacén temporal. Hoy EH Bildu ha reclamado que la central se desmantele y no se convierta en un cementerio nuclear. El retraso en la ejecución del cementerio nuclear de Cuenca ha hecho que Garoña siga teniendo residuos radiactivos.

Hoy EH Bildu ha pedido más información al Gobierno Central sobre las intenciones, y ha vuelto a culpar a Endesa e Iberdrola (propietarias) de no haber puesto en marcha aún este desmantelamiento.

La entrada de Unidas Podemos en el Gobierno de España (y la posible presencia de Juantxo López de Uralde) podría ayudar a buscar una solución para Garoña. En campaña Uralde aseguró que "es urgente quitar de en medio esa central por el riesgo que supone para el medio ambiente y para la salud pública".