Álava implicará a las familias de residentes en su cuidado

17 junio, 2021

La Diputación presenta ‘Gizarea’: un nuevo modelo asistencial “centrado en las relaciones”

La Diputación Foral de Álava ha presentado ‘Gizarea‘: un nuevo modelo de cuidados que pretende “poner las relaciones en el centro”. Con esta iniciativa, la Diputación quiere formar tanto al personal como a las familias para crear un modelo de Atención Centrada en las Relaciones (ACR).

Con este proyecto, la Diputación quiere implicar a las familias en el cuidado de sus mayores. En definitiva, “refrendar que son una parte importante del cuidado de sus mayores“, ha asegurado en la presentación el Diputado de Servicios Sociales, Emilio Sola. Además, otro de sus objetivos será que las personas residentes pueda tomar decisiones sobre su cuidado, dentro de sus posibilidades.

El programa se pondrá en marcha progresivamente hasta cubrir todas las plazas residenciales de Álava. Los primeros centros en los que se aplicará este proyecto serán Lakua (en uno de los dos módulos de la residencia, con 25 plazas) y otros módulos de Etxebidea aún sin concretar.

El nombre ‘Gizarea’ es la mezcla de dos palabras en euskera: ‘Giza’ (persona) y ‘Sarea’ (red). De esta manera, pretenden definir lo que es este nuevo modelo: una red de personas que participan en el cuidado.

Se trata de un modelo que se ha implantado hasta ahora en muchos países anglosajones, sobre todo en Australia, y que la Diputación quiere aplicar en Álava “a partir de este mismo año”. “Con Gizarea buscamos mejorar la relación entre residentes, trabajadoras y familias”, afirma Emilio Sola. Además, es un proyecto, según ha explicado Sola, que ya se ha presentado a asociaciones de familiares de residentes.

Modelo ‘ACR’

La Atención Centrada en las Relaciones se define como “aquella atención en la que todas las personas participantes aprecian la importancia de sus relaciones en los demás”. Este modelo ‘ACR’ se basa en cuatro principios:

  1. Incluir en los cuidados a todas las personas participantes (residentes, familias y personal).
  2. El afecto y las emociones son componentes importantes de estas relaciones.
  3. Todas las relaciones de la atención ocurren en el contexto de una influencia recíproca.
  4. Establecer y mantener relaciones genuinas en la atención es algo moralmente valioso.

El programa consistirá en realizar diferentes actuaciones tanto con las personas cuidadas, como con las familias y los profesionales que trabajan en los centros. Unas actuaciones que comenzarán con un análisis de la situación actual de todas estas personas, para que, posteriormente, se mejore la calidad asistencial de los y las residentes. Estas son las actuaciones que se realizarán:

  • Personas cuidadas: analizar los indicadores de calidad asistencial de cada uno de los residentes; evaluar la situación afectiva, cognitiva y conductual, y el nivel de sufrimiento de cada persona; y evaluar el apoyo familiar y el nivel de satisfacción.
  • Familias: analizar las dificultades que cada familia se encuentra como cuidadora; evaluar el nivel de satisfacción y el nivel de sobrecarga; y desarrollar un programa para que participen en el cuidado de las personas.
  • Profesionales: analizar las dificultades diarias que se encuentran en su trabajo, valorar su grado de satisfacción laboral y ofrecer formación dirigida al bienestar de los y las residentes.

Situación de las residencias

Álava tiene, cada vez, más personas mayores dependientes. Y esas personas son cada vez más dependientes. Por eso, las residencias alavesas tienen cada vez más plazas psicogeriátricas. Según los datos aportados por la Diputación Foral de Álava, son ya el 40% de las plazas residenciales. Además, el Departamento de Políticas Sociales espera que este número siga aumentando en los próximos años.

Con estos datos, Sola asegura que es el momento de “dar un paso adelante más” en la gestión de los cuidados. Por ello, este proyecto de Atención Centrada en las Relaciones se implantará primero en todas las plazas de este tipo, para después ampliarlo al resto.

Las relaciones de los residentes con sus familias y trabajadores de las residencias se ha deteriorado con la pandemia

Además, desde la llegada de la pandemia las personas residentes han perdido muchas relaciones que tenían anteriormente. Durante muchos meses, las visitas estuvieron completamente restringidas en las residencias alavesas. Además, tampoco podían salir de la propia residencia, por lo que, en muchos casos, la relación con familiares fue muy distante.

“La relación con las personas trabajadoras también se ha deteriorado con todos los protocolos actuales”, ha asegurado Emilio Sola. “Por ello, ha llegado el momento de definir el modelo de residencias que queremos a medio largo plazo“.

Leer más...

Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Pocaverguenza dice:

    ke asquerosos hipocritas estos de la diputación del pnv…… habéis dejado en manos privadas de fondos buitres las residencias de nuestros mayores y ahora venís con estas milongas……. VENDE HUMOS…. HIPOCRITAS….. se os tenía no que caer sino podrir la cara de verguenza…. pero los flipante es que os da igual salir a los medios a contar estos cuentos y encima….. seguís gobernando…… NO HAY FUTURO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad