Vuelven las goteras a las piscinas de Mendi

10 noviembre, 2016

El equipo de Gobierno insiste en que el edificio tiene un problema estructural desde su construcción

piscina-mendiEl edificio de las piscinas de Mendizorrotza vuelve a tener goteras. Un problema que es constante desde su apertura en el año 2010. Los recortes en el presupuesto de construcción y las deficiencias estructurales han provocado numerosos problemas en los últimos años. Desde el Ayuntamiento aseguran que cualquier actuación que realicen no deja de ser un parche para un edificio con un problema estructural.

Ayer EH Bildu volvía a denunciar la presencia de goteras en Kirol Klub, el gimnasio ubicado en la planta superior del edificio. Desde el equipo de Gobierno aclaran, sin embargo, que la presencia de goteras no afecta a la actividad habitual del gimnasio. Los técnicos municipales intentarán reparar las últimas goteras aparecidas, pero al mismo tiempo advierten de que la situación se volverá a repetir en el futuro.

El edificio presenta problemas estructurales, y sólo una reforma integral solventaría estos problemas endémicos, que se acentúan en época de lluvias.

  • Edificio polémico

La construcción de este edificio se aprobó en la legislatura de Alfonso Alonso, pero no se abrió hasta finales de 2010. Entre los problemas que surgieron en la construcción está que el proyecto no contaba con salidas de emergencia ni, incluso, proyectaba el vaso de la piscina. Tampoco había un sistema de ventilación adecuado, lo que provocó los primeros años altas temperaturas en el gimnasio, al ser un edificio de cristal.