Gracias Chapu

21 julio, 2014

El Baskonia pierde algo más que un jugador con la marcha de Andrés Nocioni que deja Vitoria donde ha militado ocho temporadas en dos etapas diferentes. El equipo vitoriano despide a su último gran símbolo e icono de la reciente historia y que ha representado, mejor que ninguno, la garra y carácter de los que […]

El Baskonia pierde algo más que un jugador con la marcha de Andrés Nocioni que deja Vitoria donde ha militado ocho temporadas en dos etapas diferentes. El equipo vitoriano despide a su último gran símbolo e icono de la reciente historia y que ha representado, mejor que ninguno, la garra y carácter de los que alardea la entidad azulgrana.

A sus 34 años El Chapu cierra una larga etapa de ocho años en Vitoria, repartida en dos estancias, donde se ha ganado el fervor, aplauso y respeto de las gradas del Buesa Arena y que mostrará cuando visite de nuevo el coliseo vitoriano con la camiseta de otro rival.

Cerca de echar la persiana a su trayectoria deportiva el alero argentino quiere apurar sus últimos años en proyectos competitivos que le lleven a ganar títulos o al menos estar cerca de ellos, algo que no le ha dado el Baskonia en estos dos años.

Andrés Nocioni fue claro al concluir con una enorme frustración el último curso liguero, en cuartos de final ante el Barcelona, y después de una temporada irregular con el Laboral Kutxa.

El alero mostró su contrariedad por haberse sentido demasiado solo a lo largo de la temporada y ser el único para tirar del carro en el juego del equipo.

Tras nueve temporadas Andrés Nocioni abandona Vitoria curtido y experimentado sobre la pista, radicalmente opuesto al jovenzuelo de 19 que aterrizó en el año 1999 dispuesto a comerse el mundo como una nueva perla que el Baskonia pescó en el mercado argentino.

No resultó fácil el acomodo del Chapu con unas ganas por demostrar su calidad sobre la pista, al tiempo que se solventaban sus papeles para lograr el pasaporte italiano.

Hubo que esperar al 6 de febrero del año 2000 para ver a Nocioni disputar su primer partido en una derrota, 78-75 en la pista de Unicaja.

Apenas pudo disputar 11 partidos y 93 minutos en aquel curso 1999-2000 antes de salir cedido al año siguiente donde corroboró su evolución.

Regresó a Vitoria como jugador importante en la temporada 2000-01 y fue uno de los pilares en un equipo ya legendario del Baskonia donde gano dos Copas del Rey, 2002 y 2004, y también la primera Liga ACB vitoriana en el histórico año del doblete.

En 2004 y tras haber madurado en Europa decidió emprender la aventura en la NBA. Fueron nueve temporadas repartidas entre Chicago, Sacramento y Philadelphia.

En los Sixers estuvo más tiempo en el banquillo que en la cancha y sopesó el retorno a Europa a un club como el Baskonia que le acogió con los brazos abiertos como un hijo pródigo cuando empezaba a declinar la buena estrella de los vitorianos.

Estas dos temporadas y media han sido de más frustraciones que alegrías para el Chapu, que ha comandado en soledad un Baskonia siempre lejos de la pelea por los grandes títulos en todas las competiciones.

Ahora el carácter de Nocioni espera cerrar con triunfos los últimos años de una brillante trayectoria donde ha dejado una imborrable huella en Vitoria.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad