Advertisement
Advertisement

Green Baskonia vuelve frente al Barça

4 noviembre, 2012

La sorpresa de los pasados Play-offs ha vuelvo este domingo al Buesa

Imagen de @DiegoOrcajo09

Hace apenas un mes hablábamos con ellos ante el inicio de la Liga Endesa. Nos aseguraban que estaban dudando cuándo aparecer en el Buesa. Sin embargo, no han tardado mucho en hacerlo. Hoy mismo han vuelto los cuatro miembros de Green Baskonia en las gradas baskonistas. Aquí está la entrevista que tuvimos con ellos hace un mes:

Nada más llegar al lugar en el que nos hemos citado me dejan una cosa clara: Quieren seguir en el anonimato y, por tanto, nada de nombres ni de fotos. Primera condición para poder hablar con estos cuatro jóvenes que apenas un puñado de gente asocia con los cuatro aficionados que destacaron por todo el Buesa Arena en el último encuentro del Baskonia la temporada pasada.

Cuatro amigos que, en medio de una noche de fiesta y entre copa y copa empezaron a urdir la idea de, en un encuentro, acudir a animar al equipo de una forma peculiar. Para ello optaron por el color verde y por el anonimato. ¿Por qué el Verde? "El Baskonia ya vistió de verde en los años 80 y el año pasado se empezó a ver a mucha gente acudir con camisetas de ese color". Y ellos optaron por ir un paso más adelante.

Buscaron en internet un disfraz que les cubriese desde la punta del pie hasta el último centímetro de su cabeza. Su idea inicial era acudir al tercer partido de semifinales. Pero ya se sabe que en esto de las compras a distancia a veces los plazos fallan, y a punto estuvimos incluso de no poder disfrutar de su espectáculo en las gradas.

"Nos llegaron justo el día anterior, y hasta dos horas antes no nos los probamos". Tras comprobar la incomodidad del traje en casa de uno de ellos, se lo metieron en la mochila y pusieron rumbo al pabellón. Una vez allí, como si de unos superhéroes se tratara, entraron al baño como aficionados y salieron como "Green Baskonia". Desde entonces fueron la sensación de los jugadores en el anillo interior, pero también en la grada. "Todos los niños nos miraban y la gente nos hacía fotos con los móviles".

Ese encuentro, que finalmente se le escapó al Baskonia, fue junto al tercero uno de los más intensos en las gradas durante la pasada temporada. Ellos también animaron, aunque eso sí, el traje les hizo jugar malas pasadas. La dificultad para ver a través de las mallas y el enorme calor fueron dos incomodidades que les hacen pensarse el volver a usarlo. "Veíamos bien el partido, pero no como para disfrutar en perfectas condiciones" asegura uno de ellos, mientras que otro tuvo sus mayores problemas en el sudor que generaba. De hecho, tuvieron que hacer un paso por los 'vestuarios' en el descanso para refrescarse y tomar fuerzas. Tras el partido, dos de ellos llegaron incluso a salir de fiesta con el traje, entre gritos de los aficionados.

Y ha sido precisamente el éxito que tuvieron el que les hace plantearse repetir esta temporada. "En un principio sólo íbamos a ir en los Play Offs, pero visto el éxito que está teniendo y lo que nos dice la gente estamos pensando en volver". ¿Puede ser la Copa del Rey una buena cita para rescatar los trajes? "Podría ser, hemos pensado en que podríamos ir algún partido". Pero no lo dicen con mucha seguridad, ya que reconocen que a ellos también les gusta disfrutar del baloncesto: "A nosotros nos gusta animar a que animen, pero nos están empujando a ir a más partidos".

Nos acercamos al comienzo de la liga este fin de semana y ya, como aficionados que se esconden dentro de esos trajes, preguntamos por sus sensaciones respecto al equipo.

"El equipo está verde, nunca mejor dicho, y se ha perdido algo de calidad respecto al año pasado, pero es la política de comprar barato y vender caro". De hecho, hablan de una sensación de "miedo, con melones sin abrir y jugadores jóvenes". Jóvenes pero no tanto le corrige uno de sus compañeros, poniendo como ejemplo a Cabezas y "el parche de Hernánndez Sonseca".

Con tres bases que, aseguran, crean un puesto "ilusionante", centran su preocupación en la pintura, con Lampe como jugador más determinante, al que las lesiones le pueden hacer sufrir: "La clave es que Lampe esté al 100% toda la temporada; si se lesiona, el Baskonia no puede aspirar a ganar nada".

Con Txapu y Dusko como garantes del carácter Baskonia, confían en Pleiss como un jugador con la clase de Barac pero con mucho más carácter que el croata.

Bennet, Scola... y Laso

Preguntamos por su jugador favorito en la historia del Baskonia. Dos de ellos coinciden en señalar al gran Elmer Bennet, otro se decanta por la "actitud" de Luis Scola, mientras que el cuarto cree que es "imposible poder quedarse, de entre todos, con uno". Sin embargo, en este punto salen otros tres nombres: Travis Hansen, Kenny Green y Pablo Laso. Este último no ya sólo como jugador, sino como al que "a lo mejor tenemos el año que viene aquí como entrenador". Aquí sólo se moja uno de los chicos Green: "Pablo Laso quiere venir y va a acabar aquí, y muchos queremos que acabe aquí". Las conversaciones y debates sobre el actual entrenador se quedan, en este caso, en el tintero.