‘Grafitis’ republicanos de 1937 en un fortín de la Guerra Civil

2 mayo, 2017

Sobre la piedra se conservan aún restos de inscripciones de los soldados

En una pradera, desde la que se controlan el embalse de Urrunaga y la carretera N-240 entre Legutio y Ubidea, se localizan dos fortines cuadrados de cemento que forman un pequeño sistema defensivo de la Guerra Civil. Un equipo de ocho investigadores, dirigido por Josu Santamarina y el doctor Xurxo Ayán de la Universidad del País Vasco, investigarán estos dos fortines desde hoy y hasta el 14 de mayo.

En verano-otoño de 1936 esta zona era una peligrosa “tierra de nadie”, tal como lo demuestra el hecho de que muy cerca de ahí, en Elosu, partidas incontroladas llevasen a cabo el fusilamiento extrajudicial de 17 vecinos del pueblo, sin el control de ninguno de los bandos.

Más tarde, ahí se inició la Batalla de Villarreal, la única ofensiva republicana vasca en la Guerra Civil. Ese fue un ataque fallido por parte del ‘Ejército de Euskadi’ que rápidamente se estancó, aunque con un coste de varios miles de muertos. Tras el fiasco que supuso esa ofensiva, ambos bandos tomaron una actitud defensiva y se dedicaron a fortificar intensamente esa zona del frente vasco. Entonces fue cuando se construyeron fortines como los de Ketura.

Éstos conservan grafitis originales de la época sobre el cemento, en los que podemos leer su fecha de construcción (Marzo-10-1937), el destacamento que los guarnecía (Batallón Madrid) y algunos nombres propios (Pablo Mendieta, Fidel Fernández, etc.).

Una hoz y un martillo de grandes dimensiones sobre la cubierta de un fortín han conseguido burlar el silencio de varias décadas de Dictadura. El Batallón Madrid que se menciona en la inscripción se corresponde con el UGT-5 del Ejército Vasco, en el que combatió, entre otros, el célebre socialista Ramón Rubial (que en la Transición fue presidente del Consejo General Vasco y figura clave en la preparación del Estatuto de Gernika).

Entre el 2 y el 14 de mayo, el equipo arqueológico de la UPV/EHU estudiará ese conjunto histórico, así como realizará labores de consolidación y adecuación para su visita. Además, cuenta con el apoyo de la Junta de Elosu, el Ayuntamiento de Zigoitia y el Grupo de Investigación en Patrimonio Construido (GPAC). Para realizar estas labores se cuenta con una financiación inicial de 8.000 euros.

Leer más...

Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Zambrana dice:

    Enhorabuena a los investigadores y entes públicos implicados por la labor que van a desarrollar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad