Advertisement
Advertisement

Hacienda deniega el pago fraccionado del IRPF a empresas que lo solicitaron legalmente

10 diciembre, 2014

Hacienda ha provocado en las últimas semanas un agujero económico en numerosas empresas del territorio. La Diputación ha decidido, sin previo aviso, rechazar numerosas peticiones de fraccionamiento del pago trimestral del IRPF (Modelo 110), pese a que el programa fiscal con el que se hacen las declaraciones sí lo permite. Según denuncian desde la Asoociación AMPEA, […]

haciendaHacienda ha provocado en las últimas semanas un agujero económico en numerosas empresas del territorio. La Diputación ha decidido, sin previo aviso, rechazar numerosas peticiones de fraccionamiento del pago trimestral del IRPF (Modelo 110), pese a que el programa fiscal con el que se hacen las declaraciones sí lo permite.

Según denuncian desde la Asoociación AMPEA, los argumentos de la Diputación se fundamentan en una norma del año 2005. Sin embargo, hasta el segundo trimestre de 2014 se han aprobado regularmente los fraccionamientos del IRPF. Además, «el propio programa que la Diputación pone a disposición de los usuarios y contribuyentes permite solicitar el citado pago fraccionado», según denuncia la asociación de Mujeres Empresarias y Profesionales de Álava.

Empresas y asesorías han visto de esta forma cómo, de pronto y sin aviso previo, se rechazaba su solicitud. La declaración del IRPF se realiza al finalizar cada trimestre, y en este caso el plazo concluía el 25 de octubre.

Quienes solicitan el fraccionamiento van pagando a lo largo del trimestre siguiente. Sin embargo, esta posibilidad ha sido denegada en muchas empresas. Esta decisión conlleva, de inmediato, un recargo por intereses del 5% en el pago del IRPF. Un recargo inexplicable, ya que el programa de Modelos Censales permite solicitar el fraccionamiento de pagos.

Hasta ahora el fraccionamiento permitía a muchas empresas alavesas cumplir puntualmente con sus pagos a Hacienda. Ahora esta nueva medida puede dificultar el cumplimiento a muchas empresas. Además en algunos casos la denegación en el fraccionamiento del pago ha tardado hasta un mes, descuadrando de esta forma todas las previsiones de gastos.

Según las respuestas remitidas a las empresas, el IRPF es fruto de las retenciones que las empresas realizan a sus trabajadores o a autónomos con deducción de IRPF: «Las cuotas cuyo fraccionamiento solicita han sido retenidas por usted con ocasión del abono por su parte de rendimientos derivados del trabajo y no se han acreditados circunstancias excepcionales que permitan la concesión de un fraccionamiento de pago ante la inexistencia de tesorería». Tras la recepción de la carta el pago se ha de realizar en los cinco días siguientes, con el correspondiente recargo del 5% mínimo.

Hacienda considera que el dinero procedente del IRPF es propiedad de la administración, y que las empresas que lo tributan son únicamente intermediarios. La decisión ahora de no permitir el fraccionamiento una vez solicitado ha provocado mayores costes en muchas empresas, que además se han visto obligadas a pagar de una vez, rompiendo así la previsión de gastos para el tercer trimestre.

fraccionamiento

Leer más...

2 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Andrews dice:

    Es laaa ostiaa….

  2. air dice:

    El capitán del Partido Podrido (PP) en Álava, Javier De Andrés, poniéndoselo muy difícil a pequeñas empresas, autónomos, etc, y dando facilidades a Mercadona, el Corte Inglés y todos los que les dan pasta.
    Él pagando su chalecito con 100000 en metálico.
    Cambiemos esto.
    Gure esku dago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad