Helados Camy resucita en 2022, ¿y Helados Miko?

19 abril, 2022

Camy vuelve al mercado tras un litigio judicial, 19 años después de su absorción con Miko

La marca Helados Camy resucita en 2022. Esta marca valenciana desapareció en 20o3, cuando Nestlé fusionó esta marca con la vitoriana Helados Miko. Un proceso que dejó a miles de jóvenes huérfanos de sus helados favoritos. Hoy en día en Helados Nestlé solo Fantasmikos, Pirulo y Mikolápiz sobreviven de aquellos helados Miko de los 90. Helados que salían de la planta de Araia. Las marcas Magnum, Maxibón o Extreme se comieron a los Miko Class, Mikono o Mikolosal.

En Álava Miko era la firma dominante, pero en otras partes de la península Camy ganaba por goleada. Y la nostalgia siempre vende. Ahora Camy resurge en 2022. No de la mano de Nestlé, aunque sí en la fábrica en la que se realizaron originalmente, que Nestlé vendió hace años. Camy vuelve al mercado tras un litigio judicial entre Nestlé y los propietarios de la fábrica original de Camy. Y los nuevos propietarios de la fábrica (controlada ahora por Ferrero) han ganado a Nestlé el uso comercial de Camy y de Avidesa.

Nestlé ha perdido el derecho sobre Camy por falta de uso, y la fábrica original lanza ahora los históricos productos

Los tribunales consideran que Nestlé ha perdido el derecho sobre la marca Camy por falta de uso comercial. Y es que desde 2003 no la ha utilizado. Así que los Helados Camy vuelven al mercado emancipados de Nestlé.

Camy recupera entre sus helados sabores clásicos de Nestlé, peo también otros muy similares a los antiguos Patapalo o Mikomilk. Incluso tiene su helado similar a los Mikolápiz, Pirulo Tropical y Fantasmikos. Aquí puedes ver el cartel de variedades:

camy miko vitoria

¿Podría volver también helados Miko?

El resurgir de Camy trae de nuevo la nostalgia a muchos con los helados de la infancia. Helados Nestlé tiene su fábrica principal en Araia: es una planta coparticipada por Nestlé, aunque la empresa es Froneri. Fabrica helados Nestlé, pero también marca blanca. De hecho gran parte de su producción se exporta. La marca Miko es propiedad de Helados Nestlé, que es quien comercializa los helados que salen de Araia.

La planta en la que se fabrican los Helados Nestlé es heredera directa de Miko, y la propiedad de esta planta también es de Nestlé y de R&R. En el caso de Camy Nestlé vendió la planta, que posteriormente se 'rebeló' contra ellos.

La pregunta es: ¿le podría interesar a Nestlé resucitar la marca de los helados que comían los millenials vascos en su juventud? ¿O es una estrategia muy local para una planta que mira más a las exportaciones?

helados miko