Heurtel ya es historia en el Baskonia

28 diciembre, 2014

Thomas Heurtel pone punto final a tres temporadas y media en Vitoria en las que ha disputado 201 partidos repartidos Liga Endesa, Euroliga, Copa del Rey y Supercopa. Deja Vitoria con un total de 1.419 puntos anotados y una media de 6,42 asistencias por partido. La Liga Endesa pierde a su mejor asistentes después de […]

heurtelThomas Heurtel pone punto final a tres temporadas y media en Vitoria en las que ha disputado 201 partidos repartidos Liga Endesa, Euroliga, Copa del Rey y Supercopa.

Deja Vitoria con un total de 1.419 puntos anotados y una media de 6,42 asistencias por partido. La Liga Endesa pierde a su mejor asistentes después de 12 jornadas y en la Euroliga su promedio de pases de canasta, 6,70, solo es superado por Marcus Williams, 6,90, del Estrella Roja.

Ha sido incluido en varias ocasiones en el quinteto ideal de la jornada en los 132 partidos en Liga Endesa que ha jugado, entre liga regular, Playoff, Supercopa y Copa del Rey. Además ha completado 69 encuentros como azulgrana en la máxima competición europea que se suman a su trayectoria como jugador del Laboral Kutxa Baskonia.

Heurtel tenía contrato con los azulgranas hasta el próximo 30 de junio y había rechazado las propuestas de renovación lanzadas por el Baskonia para asegurarse su continuidad. Ante esta situación el Baskonia se ha visto en la tesitura de desprenderse de un activo como el base francés para poder lograr alguna compensación del equipo turco antes que esperar a final de temporada cuando Heurtel se hubiera ido sin dejar un euro en la tesorería vitoriana.

La enrevesada y caprichosa fortuna ha querido que su estreno como nuevo jugador del Anadolu Efes tenga lugar el próximo 2 de enero en el partido que abrirá el Top 16 en el Buesa Arena de Vitoria y frente a los que han sido sus compañeros y afición.

Heurtel, de 25 años y 1,89 metros, recaló en el Baskonia en verano de 2011 fichado desde el Meridiano Alicante y reclutado como uno de los jóvenes bases con más proyección de Europa.

En su primera temporada tuvo como maestro a Pablo Prigioni para compartir la dirección del equipo y aprender del argentino los secretos de su puesto.

Tuvo también que padecer los rigores de Dusko Ivanovic desde la banda y superó la dura aclimatación que siempre suponía trabajar a las órdenes del montenegrino.

A lo largo de estos tres año y medio ha compartido el timón del equipo con hasta una decena de bases diferentes en lo que ha sido uno de los grandes problemas del Baskonia que no ha encontrado una pareja de bases fiables que muevan y hagan jugar al equipo.

Su peculiar y anárquico juego tampoco ha calado en las gradas del Buesa Arena entre la parroquia baskonista que ha repartido sus filias y fobias hacia el jugador francés criticado por unos en acciones de difícil comprensión y alabado por otros como desatascador del equipo en los momentos más complicados.