Criar a un hijo cuesta 769 euros al mes en Euskadi, según Save The Children

14 junio, 2022

Muchas familias renuncian a tener hijos por el elevado gasto que supone tener un hijo y la falta de ayudas institucionales

El coste de criar una hija o hijo en Euskadi en 2022 es de 769€ al mes. "La factura disuade a buena parte de aquellas personas que quieren ser padres o madres por no poder afrontarlo", asegura Save The Children. La organización ha publicado un informe con todos los costes que conlleva tener un hijo o hija en Euskadi.

Ver informe

Para casi 30 mil hogares (28.960), los más empobrecidos, es directamente imposible cubrir este gasto, incluso dedicando todos sus ingresos a ello. Además, el 40 % de las familias en Euskadi, cerca de 90 mil (87.651) tienen dificultades para cubrirlo, ya que el coste de criar a un hijo o hija representa más de la mitad de sus ingresos.

padre hijo paseos coronavirus"Si analizamos el porcentaje de ingresos que los hogares deberían invertir en el cuidado de sus hijos e hijas vemos que más de la mitad de las familias en Euskadi no cuentan con ingresos suficientes para cubrir el coste de la crianza o tiene dificultades para cubrirlo, lo que pone en riesgo el bienestar de sus hijos e hijas", ha explicado Sara Polo, Responsable de Políticas de Infancia en Save the Children en Euskadi.

A esto se suma que Euskadi carece de momento de políticas de apoyo a la crianza comparables a la del resto de la Unión Europea. Eso sí, los últimos anuncios realizados en este sentido permitirán aliviar en parte esta carga de padres y madres:

  • la próxima gratuidad de las Haurreskolak.
  • el aumento de la ayuda por hijo o hija a cargo hasta los 200€ al mes de 0 a 3 años.
  • la reforma de la RGI con mejoras para las familias con hijos e hijas.

"Desde Save the Children creemos necesario avanzar en el apoyo universal a la crianza en línea con los países de nuestro entorno", ha dicho Polo.

En Euskadi el 13,7% de los niños, niñas y adolescentes menores de 14 años vive en situación de pobreza de mantenimiento, esto es, que no disponen de ingresos suficientes para hacer frente a sus necesidades básicas (EPDS, 2020). Los datos más recientes señalan además un aumento de la pobreza infantil en todas sus dimensiones confirmando la tendencia de los últimos años: la pobreza se concentra en las familias con hijos e hijas. Asimismo, en el conjunto del estado, la pobreza infantil es del 27,4 %, el tercer país de la Unión Europea con mayor pobreza infantil.

El primer cálculo del coste de la crianza que realizó Save the Children se llevó a cabo en julio de 2018. Entonces el coste era, de media, de 645€ mensuales. En sólo cuatro años, el cuidado de los niños y niñas ha aumentado entre un 19% y un 28%.

Lo que pesa más en la cesta

Las necesidades de los niños y niñas cambian a medida que crecen, reflejándose en el gasto económico de las familias, que varía entre 616 y 837 euros mensuales, y aumenta a lo largo de los años. "A medida que los niños y niñas crecen, el coste de la crianza aumenta. Pero el apoyo público disminuye y las familias se van encontrando cada vez más solas. Son necesarias políticas públicas de apoyo a las familias y la infancia que garanticen un nivel básico de bienestar desde los 0 hasta los 18 años" ha expresado la organización.

  • Para las franjas de 0 a 3, el gasto más elevado es el de conciliación -guardería, canguros, escuela infantil-, que representa una cuarta parte del total.
  • De 4 a 6 años gana peso la educación, que alcanza un quinto del coste de la crianza y será el gasto más elevado hasta los 12 años.
  • A partir de los 7 años, el peso de la partida de la alimentación va en aumento, supone más de un sexto del coste total de la crianza, y condiciona el desarrollo físico de niños y niñas. Este será el gasto más elevado de las familias en la última etapa, junto con los gastos extraordinarios.
  • La vivienda representa durante todas las etapas el segundo o tercer gasto principal de la crianza, con un mayor peso en los primeros años de vida que va disminuyendo con la edad, aunque el coste se mantiene estable.

No obstante, durante 2020 y 2021, la Covid introdujo algunos cambios en la cesta de consumo de las familias con hijos e hijas. La compra de gel hidroalcohólico, test de antígenos, mascarillas, acudir a consulta psicológica o la adquisición de dispositivos electrónicos elevaron el coste de la crianza hasta los 788€ mensuales, 19€ (o un 2,5%) más que en situación de no-Covid.

"Más ayudas para las familias"

Save the Children reclama una ayuda de 100 euros mensuales de forma universal, que, desde los 0 a los 18 años, alcance a un mayor número de familias. Esta ayuda sería compatible con las prestaciones focalizadas que se articulan mediante el sistema RGI/IMV y sustituiría el actual sistema de ayudas directas gestionado por el Gobierno Vasco, mejorándolo y ampliándolo.

"Esta ayuda, que cubriría el 13% del coste medio de la crianza en Euskadi, tendría un impacto positivo para todas las familias con hijos e hijas, independientemente de su nivel de ingreso, aunque las familias con ingresos más bajos serían las que experimentarían mejoras proporcionalmente más elevadas" ha añadido Polo.

Además, Save the Children pide actualizar el valor real de los complementos de crianza de familias perceptoras del IMV e ingresos bajos y gravar los productos de higiene menstrual y los pañales con un IVA del 4%, o bien eliminar este impuesto.