El IBI bajará levemente en 2017 en la mayoría de viviendas

22 junio, 2016

El Ayuntamiento ha subido el tipo del IBI un 66% tras el descenso de los valores catastrales

El Gobierno municipal ha aprobado este miércoles una subida del tipo impositivo del IBI del 2017, hasta el 0,37%. Hasta ahora este tipo se encontraba en el 0,222%, pero el Gobierno Urtaran lo ha elevado para evitar un desplome de la recaudación en 2017. Y es que hay que recordar que la actualización de los valores catastrales reflejaba una caída del 41,7% en el valor catastral de los inmuebles vitorianos.

Según defienden desde el Ayuntamiento, este incremento del IBI supondrá que  dos tercios de las viviendas verían descender la cuota del impuesto para el próximo año. Para otro 33%, sin embargo, el IBI subirá. Esta propuesta aún deberá ser ratificada por EH Bildu o por el PP para que pueda salir adelante.

  • Limitar la subida del IBI

La propuesta también contempla que en aquellas viviendas donde el IBI sube (1 de cada 3), lo haga como máximo un 15%. En el resto de inmuebles este tope de incremento de cuota se fija en un 20%. Estos límites tendrían validez con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2016, de modo que se compensarían los incrementos desproporcionados del IBI a la VPO que se han producido este año, quedando limitada al 15% la subida máxima del impuesto en las viviendas de protección oficial.

Con la propuesta de modificación de la ordenanza fiscal del IBI aprobada hoy, en 2017 la cuota de este impuesto en 2017 descendería por término medio un 4,64% en viviendas y garajes respecto a 2016. Teniendo en cuenta todos los inmuebles, ese descenso sería del 1,23%. Esto se reflejaría en la previsión de recaudación global por este impuesto para el próximo año, cifrada en 43,4 millones de euros, cerca de dos millones de euros menos que la previsión marcada para el presente año.

El Ayuntamiento asegura que el descenso real será del 4,64%

El proyecto de modificación de la ordenanza del Impuesto de Bienes Inmuebles será presentado mañana en la Comisión de Hacienda y su calendario de tramitación contempla de se aprobado inicialmente en Pleno el 13 de julio y definitivamente el 9 de septiembre. De este modo, el Ayuntamiento se ajusta a los plazos marcados para la comunicación a la ciudadanía de cuota del IBI para 2017 junto con los nuevos valores catastrales de sus viviendas.

El Consistorio también limita, con carácter retroactivo, la subida del IBI al 15% de un año a otro

Paralelamente, el equipo de gobierno ha informado hoy en la Comisión de Hacienda de que el incremento de IBI a la VPO que se ha producido este año ha dado lugar a 24 recursos por parte de particulares y 9 por parte de asociaciones vecinales, tres de ellos realizados desde la misma asociación.

  • Propuesta de EH Bildu

Desde EH Bildu critican esta decisión y creen que debería haber dos tipos diferentes: “Si situamos el tipo en un 0,32% en general y un 0,41% para el 10% del resto de inmuebles de mayor valor que no son viviendas conseguimos que con la bajada del valor catastral, las viviendas pagarían un 15% menos de lo que han pagado hasta ahora, tal y como se ha reclamado desde diferentes ámbitos, mientras que se les mantendría la presión fiscal a las empresas, bancas y solares”, ha señalado Miren Larrion. “El recibo de las familias bajaría una media de 60 euros respecto a lo que propone el gobierno, o dicho de otra manera, el gobierno pide a cada familia que ponga 60 euros más, para poder rebajar esa cifra a empresas, bancos y solares”, ha apuntado.

“El gobierno ha propuesto un único tipo, y quiere capar la subida al 15%. Pues bien, esto se traduce en que empresas y oficinas, a las que el valor catastral no ha bajado tanto, tengan bonificaciones directas del 43%, mientras las bonificaciones directas a viviendas y garajes apenas es un 6%”, ha explicado Miren Larrion. Esta conclusión se deriva de los datos que dicen que el valor catastral de las viviendas ha caído en torno a un 40%, mientras que el de las fábricas apenas ha caído un 3%, las oficinas y bancos un 7%, y los solares un 10%. “Si cruzamos estos datos con la propuesta de Urtaran, la que limita la subida al 15%, la bonificación se traduce en un 6% para viviendas y garajes, un 22% para fábricas, un 23% para oficinas y bancas y un 43% a solares. Es una vergüenza; también en el IBI el PNV quiere bonificar a empresas y bancos”.