Iker Urbina: “Es más necesario que nunca poder tomar desde Araba nuestras propias decisiones”

| 2 diciembre, 2015

Iker Urbina repite como cabeza de lista de EH Bildu al Congreso de los Diputados. El joven abogado vitoriano volverá con toda probabilidad al Congreso de los Diputados, según las encuestas. Lo hará en un hemiciclo en el que la Izquierda Abertzale, como muchos otros partidos minoritarios, pueden jugar un papel decisivo. ¿Cómo valora la relación […]

Iker Urbina repite como cabeza de lista de EH Bildu al Congreso de los Diputados. El joven abogado vitoriano volverá con toda probabilidad al Congreso de los Diputados, según las encuestas. Lo hará en un hemiciclo en el que la Izquierda Abertzale, como muchos otros partidos minoritarios, pueden jugar un papel decisivo.

  • iker urbina¿Cómo valora la relación de Amaiur con los otros grupos en la pasada legislatura?

Ha sido una relación absolutamente cordial, más allá de que, en el terreno público, cada uno mantiene su postura política. Postura que por parte de algunos ha sido más forzada de lo que era en privado: se tenían que mostrar en público contrarios sí o sí a Amaiur. De ahí que incluso se nos negase el Grupo Parlamentario en su día.

  • Políticamente cómo valora estos 4 años de Amaiur

Hemos cumplido con las expectativas que llevábamos. Hemos llevado al Congreso español cuestiones como Treviño, Garoña, el Fracking, la defensa de los concejos, …  Hemos sido además el grupo con más alaveses: Sabino Cuadra, Rafa Larreina y yo mismo. Y eso ha tenido influencia para abordar en el grupo ciertos temas. Hemos cumplido en la intención de tender puentes con el resto de grupos, pero también con la sociedad. La presencia de Amaiur ha sido mucho más que participación en el Congreso. Ha sido un trampolín para acceder a todo el estado y a colectivos diversos.

  • ¿Entonces fue un error la política de hace años de no participar en las elecciones generales?

Se me hace complicado valorar con el tiempo pasado si fue una decisión correcta o no.  Lo que sí sé es que los últimos 4 años han sido un acierto.

  • ¿El cambio de Amaiur a EH Bildu es sólo estético?

Sí, y es curioso porque Amaiur fue el germen de EH Bildu. No hay ningún cambio, porque además en ambos casos la intención es ser mucho más que la suma de 4 siglas: queremos abarcar a un sector más amplio tanto en la sociedad alavesa como en la vasca.

  • ¿Cómo valora la evolución de EH Bildu en Álava en los últimos años?

Desde Araba me quedo con el trabajo realizado por EH Bildu. Es una realidad que su presencia ha aumentado no sólo a nivel institucional. Nuestra base social se ha consolidado y las ideas que defiende EH Bildu encajan perfectamente con las necesidades que ahora existen en Araba. Creo que se está dando un cambio.

  • De cara al 20D, ¿hay riesgo de que Podemos le arrebate votantes al compartir espacio en lo social?

Yo no hablaría de riesgo, cada uno tenemos nuestros planteamientos, aunque es evidente que con Podemos compartimos una sensibilidad social muy parecida. Pero también hay cuestiones que son fundamentales que nos diferencian, como el hecho de poder tomar aquí nuestras propias decisiones y no desde Madrid. Es más, en la propia composición de las listas se ha evidenciado. Es algo fundamental y creemos además que nuestra idea encaja perfectamente con las necesidades que existen a día de hoy en Araba.

  • Una de vuestras claves es el derecho a decidir. Decís que en los últimos años habéis trabajado bien pero no lo habéis conseguido. ¿En los 4 años siguientes seguiréis trabajando por ello o tenéis también otras prioridades?

El derecho a decidir no lo ubicamos sólo en una cuestión identitaria, sino en toda su extensión, en la capacidad de poder tomar aquí las decisiones que afectan a la configuración territorial, política, pero también a las cuestiones sociales. Esa es la manera de abordar la actual situación económica, un cambio económico… Y así vamos a seguir haciéndolo. Sólo se va a conseguir mejorar el nivel de vida si tenemos opción de tomar aquí entre todos y todas nuestras decisiones.

  • ¿Y mientras ese derecho a decidir llega?

Mientras eso llega nuestra posición en cuanto a los recortes sociales, los recortes en derechos civiles y políticos es evidente y es clara. Estamos en una posición claramente contraria a lo que han sido estos 4 años. Son 4 años clarificadores en cuanto a la necesidad de tomar nuestras propias decisiones. Esa necesidad es más actual que nunca y va a hacer que se puedan cubrir las necesidades sociales, que se pueda crear trabajo o afrontar la convivencia. Mientras eso no ocurra sólo nos van a llegar decisiones tomadas a cientos de kilómetros y teniendo en cuenta otra serie de intereses. Quién mejor que nosotros aquí en Araba para saber qué necesitamos y poner los mecanismos para ello.

  • ¿Cree que se toman las decisiones atendiendo siempre a los mismos intereses?

En estos 4 años he tenido una duda: cómo será la dinámica del Congreso cuando no hay una mayoría absoluta. Seguramente haya más negociación, pero en este caso ha sido evidente que lo que se ha traído estaba encaminado a fortalecer y consolidar unos espectros económicos. Ha sido patente porque todas las decisiones han ido encaminadas a ello. No es casualidad la Ley Mordaza o el endurecimiento del Código Pena. Se ha puesto alfombra roja a las élites económicas.

  • Se habla de Cataluña en la campaña, pero de Euskal Herria apenas se está hablando ¿Cómo lo valoran?

Las formas en que está manejando el Gobierno Español nos da las claves a nosotros. El Gobierno Español no tiene una oferta democrática para el pueblo de Cataluña, y tampoco para Euskal Herria. La única oferta que ha realizado es la de la amenaza y la represión. Todo esto tiene su origen en el famoso cepillado del Estatut Alfonso Guerra. Nos parecerá mejor o peor lo que ha planteado Cataluña: nosotros lo compartimos porque se les ha abocado a ello, pero realmente de lo que están hablando es de una cuestión democrática, que se les pueda preguntar cómo creen que se tiene que configurar su territorio.

  • Pero parece que del Ebro hacia el Sur resulta difícil tener un debate sosegado en este asunto

Sí, es evidente y abarca todo el abanico político. Lo hemos podido comprobar. Cuando entra en juego la unidad de España los tonos son muy parecidos. Eso es un problema: afecta a Cataluña y es una idea fundamental que desde EH Bildu sacamos.

  • La amenaza yihadista y la posible respuesta a los atentados también se ha colado en la campaña

Es un tema muy complejo, con muchos matices. Yo veo ciertos riesgos de equipararlo con Irak. Pero hay que recordar que de aquellos barros vienen estos lodos. Nosotros evidentemente rechazamos los ataques de París y el resto de los que se han producido en el mundo. Nos parecen absolutamente injustificables. Y lo que tenemos claro es que para abordar todo tenemos que partir de un esquema de respeto a los derechos humanos. No puede ser que, ante un ataque, se adopten medidas que supongan mayor restricción de derechos humanos. Nosotros no somos favorables a una intervención militar, pero si fuese así tiene que tener por lo menos el aval de Naciones Unidas y el aval de los colectivos y organizaciones que se mueven en el terreno de los derechos humanos. En Siria esto tampoco está siendo así. Hay muchos terrenos que abordar y el problema de los refugiados también se entremezcla, ya que se pretende llevar al problema de la seguridad en lugar de derechos humanos.

  • ¿Ven realista a estas alturas su propuesta de paralizar el TAV?

Hablo más de una esperanza, pero no me parece lejano paralizar el TAV. El PNV ha dedicado los 4 años en Madrid a intentar conseguir financiación para el TAV. Nosotros hemos pedido una moratoria. Yo ahora mismo no sabría decirte seguro si se va a hacer o no: al Gobierno español no le veo convencido, porque es consciente de lo que lleva.

  • En cuanto a Garoña parece que desde el Gobierno se quiere tener todo atado y bien atado

El PP, que aquí dice una cosa pero es consciente de que allí tienen en mente otra cuestión, está en una carrera por intentar reabrir y dar vida a Garoña por unos cuantos años más. La clave estará en la presión política y social que podamos realizar desde Vitoria-Gasteiz. Y aún tenemos algunas herramientas en nuestras manos. Si conseguimos todo esto existe posibilidad de que no se abra. La voluntad del PP es beneficiar a una serie de eléctricas. Y ante eso hay que presionar.

  • ¿Ve posible llegar a acuerdos con algunos partidos para realizar ciertas reformas?

Nosotros vamos a defender junto a nuestra opción política de tomar las decisiones, todo aquello que suponga reestablecer derechos sociales, políticos y civiles. Evidentemente en Araba, en Euskal Herria y en el Estado: porque hemos dicho mil veces que lo que no queremos para nosotros no lo queremos tampoco para el resto. Por supuesto la Ley Mordaza, la LOMCE, el código penal… son leyes que claramente recortan derechos básicos.

  • ¿Existe posibilidad de apoyar a alguna formación?

No planteamos siglas o personas como realmente un compromiso por respetar los derechos que como pueblo nos corresponden. Es una línea básica para nosotros, que por ahí pasa. Es adelantarse a lo que pueda haber, pero vamos a ser firmes. Nuestro papel en Madrid pasa por ahí, al margen de otras cuestiones. Para el apoyo a un presidente y otro miraremos los contenidos y no las siglas.

  • ¿Aspirando a ser influyentes?

Por eso decimos que es importante tener presencia fuerte en Madrid. Es cierto que en un momento dado nos puede hacer avanzar no sólo en cuestiones como el derecho a decidir, sino otra serie de cuestiones como la resolución del conflicto u otros temas. Más allá de esto un grupo fuerte en Madrid es una consecuencia que hay que ver desde aquí, desde Araba o desde Euskal Herria. Supone que nuestro proyecto político se consolida, coge base social y nos permite consolidar lo que estamos transmitiendo: tenemos que construir aquí nuestra alternativa y nuestra opción política.

  • Este camino tendrá un horizonte en las autonómicas

Sí, y es un camino con diferentes vertientes: la institucional que es la expresión máxima a día de hoy de la sociedad, pero también tiene un carril social que vamos a trabajar. Lo que buscamos es que nuestro proyecto político se consolide a nivel social más allá de a nivel institucional. Y en ese camino las diferentes elecciones juegan un papel importante. No se puede negar que supone un revulsivo.

  • ¿El programa se ha elaborado de forma colegiada?

Con el procedimiento de elección de candidatos se hizo valoración de lo realizado en los 4 años anteriores. A partir de ahí se han configurado las claves del programa que está basado en principios y en cuestiones en todo caso que abordan las necesidades de la sociedad y hacen frente a la realidad, y pretenden cambiar las cuestiones que a día de hoy suponen un agravio para Araba y Euskal Herria.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad