¿Cómo ha sido el impacto del coronavirus en los colegios?

18 diciembre, 2020

Euskadi ha tenido un máximo de 260 aulas confinadas a la vez, solo un 1,59%

El curso escolar apura estos últimos días su parón antes de la Navidad. El primer trimestre ya ha finalizado y los alumnos recibirán las felicitaciones (o los castigos) por las primeras notas del curso. Pero este año se han enfrentado a algo más complicado que a los exámenes: a la convivencia con el virus. Ellos y todo el personal de los colegios e ikastolas de Euskadi.

El consejero de Educación, Jokin Bildarrataz, ha ofrecido una primera valoración de la pandemia en el entorno escolar. Y la ha catalogado de buena, debido a que no ha habido tantos contagios como se esperaban en este sector. El porcentaje de aulas confinadas nunca ha superado el 2%: el máximo fue de 1,59% y se alcanzó el 25 de septiembre, unas dos semanas después de que comenzara el curso escolar. En esa fecha había 280 aulas clausuradas de 17.554 que este curso imparten clases en Euskadi (desde los 2 años hasta Bachillerato y FP).

Las semanas posteriores los datos comenzaron a descender. Sí que hubo un aumento con los peores datos de la segunda ola, a comienzos de noviembre. Pero no fueron tan malos como septiembre: únicamente estuvieron confinadas el 1,09% de las aulas. También han sido pocos los colegios que han cerrado completamente durante algunos días.

Estos días anteriores a las vacaciones de Navidad el número de aulas clausuradas han alcanzado el mínimo del curso, con un porcentaje del 0,34%. Paradójicamente ha sido la misma semana en la que la Ikastola Ikasbidea ha mandado a toda la ESO a casa para realizar un cribado masivo.

Continuas protestas

Aunque los datos sean buenos, no todo han sido luces en el ámbito educativo. Ni mucho menos. A pesar de que se han mantenido a raya los contagios, la situación en los centros vascos no ha sido la ideal. Las protestas de docentes, trabajadores y padres han sido una constante durante todo el trimestre.

Educación ha contratado 1.064 profesores y otros 1.150 profesionales adicionales destinados a comedores, cocina y limpieza. También ha destinado una partida de 36,6 millones de euros a los centros educativos concertados. Pero estas cifras no han sido suficientes para los sindicatos y centros, que desde el principio han pedido más personal y alternativas, sobre todo para los servicios de comedor.

Aun así, con esfuerzo de profesores, equipos de limpieza, de comedor y de todos los profesionales que trabajan en la educación, el primer trimestre se ha salvado. Ojalá haya sido el más difícil de todos.

Leer más...

Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Aitziber dice:

    Igual un dato más interesante sería cuántos colegios e institutos y cuántas aulas del total se han visto afectadas. O por qué se han confinado a grupos dentro de grupos burbuja cuando el protocolo no hacía referencia a ello. O por qué no se han confinado alumnos si uno de ellos daba positivo y hacía 48 horas o más de su último día de asistencia a clase. O por qué en Gipuzkoa desde un positivo al día siguiente ya se había confinado un grupo burbuja y en Araba han pasado hasta 7 días para tomar esa decisión en alguna ocasión.

    Sobre recursos personales… ¿por qué en Araba se han juntado la práctica totalidad de problemas en los jantokis en escuelas públicas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad