Advertisement
Advertisement

Las obras del tranvía aceleran para compensar los meses de retraso acumulados

6 diciembre, 2019

Las obras acumulan ya cuatro meses de retraso y aún están pendientes varios tramos

Decenas de operarios trabajan estos días en Adurtza y San Cristóbal para terminar las obras del tranvía al Sur. El retraso acumulado es importante, y tampoco se va a cumplir el último plazo dado en verano. El tranvía aún tiene mucho trabajo pendiente: la parada de Hebillas ni siquiera está construida, en Nieves Cano aún no se han fijado todos los raíles y parte de la catenaria está aún sin colocar. Incluso en el Puente de las Trianas aún falta por colocar uno de los raíles y culminar la obra de ampliación del puente.

obras tranvia sur
El retraso se ha ido acumulando en la obra, como consecuencia lógica de la falta de actividad inicial: en los primeros meses de obras eran muchos los que se extrañaban por la escasa presencia de obreros trabajando en las calles afectadas. Ahora la imagen es muy diferente. Las obras deberían haber acabado en verano, según la primera previsión. Posteriormente se retrasaron a diciembre y aún hoy no hay una fecha fija.

El tranvía no podrá entrar en pruebas en diciembre porque aún son numerosos los puntos de trabajo pendientes. Lo hará a comienzos de 2020. La afección al tráfico será entonces menor que la que está habiendo ahora. Aún sigue cerrado Comandante Izarduy y en Nieves Cano el tráfico rodado está complicado.

Las obra, que asciende a los 10,4 millones de euros, está pagada en un 65% por el Gobierno Vasco y el 35% restante a partes iguales entre el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la Diputación Foral de Álava. El plazo de ejecución es de 20 meses. Serán los trenes del ramal Abetxuko los que llegarán hasta el Campus. No lo harán los de Ibaiondo, que irán hacia Salburua.