Arden un horno industrial de El Talo en Barratxi y un cuadro eléctrico en Ariznabarra

12 noviembre, 2014

Los incendios se produjeron en la mañana de ayer

El responsable de la fábrica de la panadería de El Talo en la Calle Barratxi, que ayer sufrió un incendio, tuvo que ser trasladado a un centro sanitario para ser valorado médicamente tras la inhalación de los gases generados al incendiarse una fuga de aceite del sistema de calentamiento de un horno industrial de pan que afecta parcialmente a su interior.

Los bomberos recibieron el aviso a las 12.30 horas, pero cuando llegaron a las instalaciones de esta panadería industrial localizadas en la calle Barratxi, 10, el personal de la empresa ya había conseguido con extintores apagar el aceite que ardía.

El local se encontraba lleno de humo, por lo que los bomberos, tras asegurarse de que había fuego, procedieron a ventilar las dependencias y, posteriormente, recogieron con sepiolita el aceite vertido en el suelo (un charco de unos 2 m²) y se depositó en un contenedor de residuos que había en la panadería.

Efectivos de la Ertzantza estuvieron presentes en el lugar durante la intervención y los recursos sanitarios atendieron al encargado de la empresa, que había extinguido el incendio, para valorar una posible intoxicación por inhalación de gases, y le recomendaron que se dirigiera al hospital para ser evaluado médicamente.

Incendio en Ariznabarra

El incendio de un cuadro eléctrico en la calle Castillo de Quejana, destruyó totalmente esta instalación y generó una importante cantidad de humo en la zona común de las dependencias del edificio de Eroski de Ariznabarra, que tiene oficinas en su planta superios.

El aviso se recibió en el parque a las 8.50 horas de ayer martes y los bomberos apagaron las llamas con con extintores de CO2. La cantidad de humo generada hizo necesario ventilar desde los pocos huecos que existen en el edificio: se levantaron claraboyas y se desmontó un cristal de grandes dimensiones existente en el descansillo de la escalera (una vez ventilado, se volvio a recolocar), así como ventilación positiva.

Cuando el nivel de monóxido llega a unas 15 ppm, se permitió el paso al público, advirtiendo de que todavía hay presencia de CO, aunque en las oficinas no se apreciaba humo. Al no haber corriente eléctrica, los usuarios optaron por permanecer fuera de las dependencias.

El problema se pudo generar por un corte de tensión de una línea de alta (según manifestaciones del personal de mantenimiento), lo que provocó que el comercio de la planta baja tomara corriente de la línea de socorro, compartida con las de oficinas. Parece ser que la sobretensión generada en esta línea fue la causante del fuego del cuadro eléctrico.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad