EH Bildu acusa a Indesa de "ahorrar dinero a costa de precarizar empleo en discapacitados"

30 enero, 2017

770 personas trabajan en Indesa, una empresa destinada a la inserción laboral de personas con discapacidad

770 personas trabajan en Indesa, una sociedad pública dedicada a la integración de personas con discapacidad. La mayor parte de ellas, alrededor de 350, son personas con discapacidad intelectual. Otras 200 son personas con discapacidad física, 70 con enfermedad mental y 40 con discapacidad sensorial.

Las áreas de actividad en la que participan las empleadas y empleados de Indesa 2010 son, entre otras, la industrial, limpieza, mantenimiento de jardines, lavandería industrial y catering.

La empresa busca la "generación de oportunidades laborales para personas con discapacidad, con el correspondiente efecto positivo adicional en el ámbito personal y familiar de dichas personas, y en el conjunto de la sociedad”, según la Diputada de Asuntos Sociales en Juntas Generales.

Aunque los servicios de lavandería cuestan 22€/hora, la Diputación contrata a Indesa los trabajos a entre 12 y 15€/hora

Sin embargo EH Bildu ha denunciado hoy que las instituciones públicas están ahorrando dinero a costa de precarizar los puestos de trabajo de personas con discapacidad. La coalición acusa a la Diputación de contratar a trabajadores muy por debajo del precio de mercado.

Según los datos que maneja la Diputación y tal y como ha denunciado EH Bildu, los servicios de limpieza y lavandería cuestan alrededor de 22 euros la hora; sin embargo, la Diputación Foral de Araba contrata esos trabajos a INDESA a un precio que oscila entre los 12 y los 15 euros la hora. El convenio 2012-2015 establecía sueldos de 717 y 807€ para los trabajadores base.

“El departamento de Servicios Sociales ha confirmado hoy sin tapujos todas nuestras sospechas, las instituciones públicas están ahorrando dinero precarizando los puestos de trabajo de personas con discapacidad”, ha concluido el procurador de EH Bildu, Luis Salgado. Precisamente hoy se ha constituido una ponencia para abordar la situación de esta empresa pública que, a pesar de trabajar para las instituciones, acumula año a año cerca de 2 millones de euros en pérdidas. Esta será una de las cuestiones a abordar en esa ponencia que arrancará los trabajos la próxima semana.

  • Gestión hospital Alto Deba

Precisamente desde el 1 de febrero Indesa gestionará el servicio de lavandería del Hospital Alto Deba, ubicado en Arrasate.

Indesa ha acumulado pérdidas desde su creación en 2010, entre otros motivos por la compra de una nueva lavandería industrial, lo que obligó a la sociedad a recurrir al endeudamiento, y por el descenso de la facturación en un contexto de crisis económica.

No obstante, Marian Olabarrieta ha anunciado que desde 2015 se ha comenzado a producir un descenso “paulatino y continuado” de las pérdidas y ha mostrado su convencimiento de que Indesa obtendrá resultados económicos positivos a final de este ejercicio o en el año 2018. Todo ello será posible gracias a medidas que se están implantando, como la rentabilización “al máximo” de las instalaciones de lavandería como se demuestra con la nueva encomienda del Hospital Alto Deba, que se suma así a la prestación del servicio de lavandería que ya realiza Indesa en el HUA Txagorritxu.

Pero también gracias a otras actuaciones, como la revisión de las encomiendas de limpieza de los centros cívicos de Vitoria-Gasteiz, y la implantación de nuevas líneas de actividad en Indesa -como la reutilización de ayudas técnicas prestadas como camas articuladas y grúas, y la digitalización de documentos-, que procuren más empleo para las personas con discapacidad.