Las agresiones al colectivo LGTBI aumentan en Álava: casi el triple en cinco años

16 mayo, 2022

El informe de Ikusgune detecta 27 incidencias en 2021, la mayoría en Vitoria en verano, y sobre todo contra el colectivo trans

Ikusgune, el observatorio contra la LGTBI+fobia de Vitoria-Gasteiz, ha presentado su informe por orientación sexual e identidad de género. En total, el estudio (que se realiza por quinto año consecutivo) recoge 27 incidencias contra el colectivo LGTBI a lo largo de todo el año pasado. Casi un triple de las registradas hace cinco años. Y once más que las de 2020.

Agresiones como la que el domingo sufrieron una pareja gay en Ullíbarri Gamboa, atacada por una cuadrilla de jóvenes.

Evolución agresiones LGTBI Ikusgune

Y, mientras que la homofobia experimenta una disminución y la lesbofobia se mantiene, preocupa el incremento de la transfobia, con casi la mitad de todas las incidencias. "También se duplica respecto del año anterior la LGTBI+fobia, que son ataques o incidencias que se dan con conocimiento de causa, de personas que usan el vocabulario LGTBI", denuncia Amets Martinez de Heredita, portavoz de Ikusgune. "No es una discriminación casual sino una violencia estructural contra quienes no cumplen con los mandatos de la norma", añade.

Agresiones LGTBI Ikusgune

Tipos de incidencias:

  • Transfobia: 13
  • Homofobia: 7
  • Lesbofobia: 3
  • LGTBI+fobia: 4

Aumento discursos de odio

Vitoria-Gasteiz es el municipio alavés con más incidencias (23), mientras que Airaldea (1) continúa con cifras similares a años anteriores. Y preocupa el incremento en Gorbeialdea (3) con pintadas y acoso a personas gais. Además, la primavera y el verano son las estaciones del año más conflictivas para el colectivo LGTBI. Y la calle sigue siendo donde más agresiones se registran. El ámbito laboral, escolar e institucional también le siguen, pero con cifras muy inferiores.

Desde Ikusgune muestran su preocupación por el aumento de los discursos de odio. En 2021 se registraron 11, frente a una decena de agresiones físicas y otros seis incidentes por discriminación. "Tras el discurso llega la agresión y ridiculización de las personas. Nos preocupa cómo ese discurso se está convirtiendo en agresión. Se está pasando de las palabras a los hechos", se lamenta Martínez de Heredita.

Entre los discursos de odio, hay situaciones como las de una adolescente, a la que unas compañeras de colegio llamaron "lesbiana de mierda" o "transformer". O unas pintadas en los columpios de un parque público en las que se lee: "Soy puto" y "Fuck Gay".

Agresiones LGTBI Ikusgune ámbito

Estas cifras convierten a Vitoria-Gasteiz en la ciudad con más delitos de odio de todo el país. Sin embargo, desde Ikusgune apuntan a que, gracias a la existencia de este observatorio, "el primero de Euskadi, tenemos más conocimiento de los casos, aunque aún hay muchas personas que no denuncian". "Esto es bueno, algunas de estas agresiones ocurren porque el colectivo es más visible y ha conquistado espacios", insisten. Y aseguran que "estamos más preparadas que en ningún otro sitio".

"El odio no cabe en las calles"

Así, destacan que Vitoria también es referente en "la lucha contra esto, las calles son más seguras que hace un tiempo, porque los vecinos y vecinas están preocupados y preocupadas por la violencia LGTBI, toman partido y se movilizan. Y, sobre todo, actúan", agradecen. "Vitoria-Gasteiz es una ciudad muchísimo más preparada para hacer frente a los retos que nos vienen, con una base social que dice alto y claro que el odio no cabe en las calle de la ciudad".

Como ejemplo, recuerdan las movilizaciones de la ikastola Aranzabela para denunciar las pintadas LGTBIfóbicas, la respuesta del barrio de Zabalgana después de que increparan a una niña de años por llevar una mochila con la bandera del arcoiris. O la implicación de los hosteleros y vecinos de Cuchillería tras una agresión a una mujer trans.