Los vitorianos creen que “hay mucha inmigración” y que hace aumentar el paro

12 octubre, 2015

La percepción de los inmigrantes es que hay más de los que realmente existen

La inmigración comienza a descender en Vitoria-Gasteiz. En  el año 2014 se produjo por primera vez un descenso en el número de extranjeros que hay en Álava.  Actualmente el 9,1% de la población empadronada en Vitoria-Gasteiz tiene nacionalidad extranjera. Sin embargo es mayor el porcentaje de ciudadanos nacidos en el extranjero: la brecha entre una y otra cifra es ya de 2,4 puntos, el doble que hace diez años.  Ikuspegi, el observatorio vasco de la inmigración, ha realizado un estudio sobre el fenómeno migratorio en Vitoria-Gasteiz.

El número de personas que afirman relacionarse con personas inmigrantes se ha incrementado en los últimos 10 años. Así, la población vitoriana tiene un grado de interacción con la población inmigrante bastante alto. El descenso en la llegada de inmigrantes detectado en 2013 no evita que siga existiendo en nuestra ciudad una percepción de que “hay mucha inmigración”, más de la que realmente se ha producido. Desde Ikuspegi alertan además de que “los discursos xenófobos y excluyentes se han visto fomentados y espoleados desde el ámbito institucional, lo que ha generado un aumento del clima de desconfianza y de rechazo”.

Consulta el informe

  • Paro, inseguridad y sistema social

En cuanto a la percepción que tienen los vitorianos respecto a los inmigrantes, casi la mitad consideran que su presencia aumenta el paro, y el 41% asocian inseguridad ciudadana a inmigración. Además el 63% creen que las personas inmigrantes hacen un uso excesivo del sistema de protección social igualmente ha crecido. La RGI está ligada a la pobreza, y según Ikuspegi la pobreza entre la población de origen extranjero se situaba en 2012 en torno al 32%, mientras que en el caso de la población española era de un 3,3%.

Según los datos de mayo de 2014 el 7,8% de la población española ha sido atendida en servicios de protección social. Poblaciones como la China apenas acuden, con un 3,1% de ciudadanos atendidos. Otras nacionalidades como Nigeria, Marruecos, Argelia o Senegal superan el 50%.  Ikuspegi explica estas diferencias porque la mayor vulnerabilidad está precisamente en ciertos colectivos de origen extranjero.

Además otro 50% considera que la llegada de más extranjeros le obligará a esperar más en hospitales. Ikuspegi alerta del aumento de los “prejuicios y estereotipos negativos y falsos sobre la inmigración, que tanto perturban la convivencia y dificultan los procesos de integración”.

¿Quiénes están más preocupados por la inmigración? Existe una enorme diferencia entre las personas con estudios superiores que las que tienen sólo estudios primarios (65,8% frente al 31,4%). También muestra más preocupación quienes no se relacionan con inmigrantes y quienes tienen mayor edad.

En el estudio se destaca el cambio en la procedencia de los inmigrantes. “Si bien en un principio la población latinoamericana era el grupo mayoritario en el territorio, éste se ha estabilizado, aumentando a su vez la población procedente del Magreb”.

Desde Ikuspegi explican los movimientos migratorios básicamente por un aspecto económico, sin descartar tampoco otros factores. El estudio realizado deja ver que la población inmigrante en Vitoria-Gasteiz es “básicamente joven, con escasa presencia de personas mayores de 65 años y con una concentración destacada de población en edad de trabajar”. Hay más hombres que mujeres y la población marroquí y argelina supone ya el 25% del total de población de nacionalidad extranjera residente en Vitoria-Gasteiz.

  • Vienen para quedarse

Ikuspegi también destaca que 3 de cada 4 extranjeros tienen intención de quedarse, por lo que pide a las instituciones que trabajen en “la gestión de la diversidad. Antes debían preocuparnos las personas que llegaban; ahora nos tenemos que preocupar de las personas que ya están porque la mayoría de ellas se van a quedar a vivir entre nosotros porque su proyecto vital es el nuestro”.

En cuanto a la educación, Ikuspegi destaca que los colectivos magrebí, chino y africano tienen un nivel formativo de perfil bajo: “Entre el 24% y el 28% no tiene estudios de ningún tipo“. Aquí hay un cierto equilibrio entre hombres y mujeres, pero sin embargo el 70% de las matriculaciones de extranjeros en la Escuela de Adultos son de hombres.

Ikuspegi también alerta de los guetos que se pueden crear tanto en barrios como en centros educativos. El observatorio de la inmigración destaca que en el 30% de los colegios se supera el 10% de la inmigración, frente a cifras muy bajas en otros. La inmigración abunda sobre todo en los colegios públicos de modelo A. “Parece poco probable hablar de integración y movilidad social si no existe interacción entre alumnado de nacionalidad extranjera y española”, aseguran desde Ikuspegi.

El 78,8% de los extranjeros viven de alquiler, frente al 5,4% de las personas con nacionalidad española. Esta diferencia se debe a dos factores: por un lado la cultura de la propiedad existente en España y por otro lado la falta de recursos de los extranjeros para hacerse con una vivienda propia.

Los ciudadanos también creen que la población extranjera debería tener acceso a la sanidad y educación pública y gratuita, aunque en algunos casos lo condicionan a que tengan papeles. 

  • Discriminación laboral y vivienda

Los inmigrantes, al mismo tiempo, aseguran sentir situaciones de discriminación, sobre todo en el ámbito laboral y en el residencial, pero también en los espacios de ocio. En el empleo “las personas contratadoras se aprovechan de su difícil situación para imponer condiciones laborales leoninas, en el horario, en la situación contractual o en el sueldo”. En cuanto a la vivienda aseguran que “son también varias las personas que, independientemente del origen, expresan situaciones de discriminación para encontrar, alquilar o comprar una vivienda, de forma que se les niega esa posibilidad por el mero hecho de ser de origen extranjero”. Ikuspegi destaca también la situación de las mujeres árabes que llevan velo.

El estudio también sostiene que el Euskera “es un idioma en general menospreciado, en el sentido estricto, por las personas extranjeras de Vitoria-Gasteiz. Es decir, se le concede menos valor del que tiene en la sociedad gasteiztarra”.

Desde Ikuspegi también animan a la población extranjera a formarse y a creerse que son iguales.  “Da la impresión de que aquellas personas que perciben que siempre serán diferentes, ellas y sus descendientes, entre la sociedad vasca no parecen creer que el alcanzar un cierto nivel formativo les va a permitir “integrarse” y mejorar en la escala social. Sólo las que confían en que podrán, ellas o sus descendientes, “mimetizarse” con la sociedad vasca porque no presentarán rasgos diferenciales tienen claro que el nivel formativo les abrirá puertas en el futuro y les permitirá prosperar en la escala social”.

Leer más...

16 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. pepa dice:

    Soy mujer de 35 años. Tengo estudios superiores y un trabajo eventual. Dos hijos pequeños que mantener, una hipoteca que pagar, etc…saben porque yo y muchas como yo no tenemos más hijos??? Porque no los puedo mantener, ni conciliar vida familiar y laboral. Si el dinero para mantener a los sinvergüenzas moros se lo dieran a los vitorianos de toda la vida, nos animariamos a tener más hijos q pagarían las pensiones en un futuro.
    Pésima gestión. Nos dejamos robar.

  2. Nick dice:

    En todos los países con mucha inmigración islamista han tenido y tienen muchísimos problemas sociales derivado de ellos, aquí ya los estamos viendo. Y el que diga que no: ¿quieres estar rodeado de vecinos moro? ¿quieres que tu hija se case con un moro? Menos hipocresía.

    • txabi dice:

      Cómo si no hubiera árabes educados con los que poder convivir! Menos hipocresía no, menos ignorancia! ¿No os dais cuentas que los marroquíes de hoy son los españoles de los años 60 que se fueron a centro-Europa? Mal educados, machistas y guarretes. la clave del asunto no está en los que vienen sino en los que se quedan en Marruecos. Esos son los que tienen que luchar por sus derechos y libertades, contra el autoritarismo. Eso es lo que pasó en España siempre con la presión y ayuda de los países civilizados que condenaban la dictadura franquista. Conclusión, tenéis que mirar menos a los inmigrantes y más a vuestro REY y a vuestro GOBIERNO que son los que legitiman al régimen retrogrado y autócrata de Marruecos.

      • colgate dice:

        Eres un español renegado. Así naciste y así trascurre tu vida. Tus abuelos te quitaban los mocos de un sopapo si te oyeran llamarles: Mal educados, machistas y guarretes. Comparar España con Marruecos…sigue tragando demagogia y regurgitándola, no das para más

        • txabi dice:

          ¿Eres un español renegado, así transcurre tu vida? ¿Qué clase de persona haría tal juicio de valor de buenas a primeras? A mi los mocos me los enseñaron a quitar, engendro, a muy temprana edad. Espero no verte nunca pegarle un sopapo a tus nietos que te meto una denuncia que te cagas.

  3. Darknihil dice:

    Yo lo veo cada día en el urbano a salburua (6) Se monta un aseñota con pañuelo con 24 críos, se apoltrona con el móvil y todos los críos como si fuera el parque de atracciones, corriendo por el pasillo, de rodillas en el asiento, gritando, pegando patadas a los cristales de delante de los asientos de detras de la puerta de atrás… Y no les digas que domen a las fieras, que es que eres un racista. Por otro lado me gustaría saber como mantienen la casa y todos esos hijos con 1 o ningún trabajo, yo sóla apenas tengo para la hipoteca y demás gastos de la casa y me sobra lo justo para transporte público, comida y ropa. Me parece muy bien que se quiera incrementar la natalidad, pero mejor dar facilidades a la gente que lleva cotizando la vida aquí que traer gente que ni se integra ni piensa hacerlo, que está Vitoria llena de ghetos.

  4. olé dice:

    Los que no tienen papeles tampoco cuentan en las estadísticas, porque son invisibles para la administración, pero están.

  5. olé dice:

    Los que han adquirido la nacionalidad española ya no cuentan como inmigrantes, pero lo son, los hijos nacidos aquí tampoco cuentan como extranjeros, pero para el caso también lo son. Luego hay barrios donde no hay inmigrantes apenas, pero otras zonas donde el porcentaje es altísimo, p. ej. la zona de Aldabe/Coronación.
    Si entras en el Lid’l de Domingo Beltrán, es un caos, todo tirado por el suelo, los empleados desbordados, clientes que no hablan castellano ni euskera, un lío.
    Luego las tiendas de los inmigrantes que parecen de los años 60, todo amontonado ¿pasan alguna inspección de sanidad?. No cumplen las ordenanzas de accesibilidad que se exigen a los comerciantes de aquí, ni la apertura de puertas hacia afuera. Son ratoneras, que cualquier día ocurrirá una tragedia (un incendio, una fuga de gas, una intoxicación alimentaria) y entonces ¿?
    Y extranjeros que pasan horas y horas sentados en los bancos de la calle hablando por tfno.
    Lo que tiene que hacer el Ayto. es buscarles una ocupación, p.ej., clases de idioma en los centros cívicos obligatorias para todos los que cobran RGI.

  6. Asi dice:

    Ojalá sigan viniendo y pariendo en Euskadi. Ya que los de aqui solo tienen hijos pasando los 30 ..menuda vergüenza. Si seguimos con esa moda al final tendremos una sociedad envejecida..asi k viene bien. Nuestros hijos no son mas que los de otros, al igual que las personas..luego asi nos va.

  7. Babazorro dice:

    La inmigración tal como la estamos atendiendo en esta Ciudad puede convertirse en un problema tan difícil de resolver de manera coherente que nos estalle en las manos, por que digo esto, por una razón muy simple ,hacer números pero bien hechos de todas y cada una de las partidas que comprenden los presupuestos de la Ciudad. No es cuestión de religiones,tampoco de razas ni colores es un problema de sentido de la responsabilidad hacia los ciudadanos,las arcas de la Acienda Municipal no son las que fueron y NO van volver a serlo la tarta es mas pequeña los salarios mas bajos y por ende los ingresos menores y mayor el numero de comensales.

  8. Queque dice:

    Una vez consiguen la nacionalidad dejan de contabilizar como Inmigrantes y falsean los datos.
    Cada vez hay mas y son los que mas hijos tienen, asi que en 10 años ellos seran mayoria y manejaran todo el cotarro, dentro de 10 años todos islamistas, id preparando el burka y si no obedeceis..decapitacion por infiel.

    • Gatuno dice:

      Tanquilidad….Goragasteiz se encarga de todo.

    • santivitoria dice:

      mis vecinos del 5 saharauis los del 6 venezolanos, en el 3 algelinos y todos nos ayudamos en lo que podemos…… y nuestras religiones, el que las tenga, las vive de puertas para dentro…

    • juan dice:

      Ya puedes rezar a tu días de ahora para que sigan teniendo hijos y sean los que rebajen y coticen porque si no……con los hijos de los vitorianos de toda la vida ….en poco no hay pensiones para nadie. Al final la inmigración traerá riqueza. Y los extremistas religiosos, de todas las religiones, que se metan su dios donde les qupa

    • txabi dice:

      Buff, esa reflexión es tuya o es fruto de una medicación? Seguro que cuando empezaron a llegar ecuatorianos, bolivianos y demás sudamericanos te temiste que acabaríamos todos bailando bachata y cantando cumbia. Al final resultó que cuando empezaron a encontrar más decentes a los gobiernos de sus respectivos países volvieron a casa. ¿Igual como país tenemos que apoyar gobiernos decentes para que todos y todas tengamos derecho a vivir con los nuestros no? Que va, mejor decir paridas y sembrar miedos imbéciles. Me gustaría verte la cara para saber cual es el rostro de la ignorancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad