Irabazi-Ganemos presenta sus candidatos para el 24-M

28 marzo, 2015

Óscar Fernández al Ayuntamiento y Damián García para las Juntas Generales

La iniciativa social y política Irabazi-Ganemos-Gasteiz se ha presentado ante la sociedad vitoriana y alavesa con la puesta de largo de sus dos candidatos a la Alcaldía y Diputación Foral de Álava, Óscar Fernández  y Damian García Moreno, respectivamente.

Irabazi-Ganemos-Gasteiz echó a andar hace varios meses con la celebración de varias asambleas temáticas abiertas y un proceso de participación en elecciones primarias que ha desembocado en la designación de sus dos cabezas de cartel principales para la cita electoral del 24 de mayo.

El colectivo apuesta porque la ciudadanía "recupere la gestión pública y gobierne Gasteiz y Araba", han incidido los responsables de Irabazi-Gasteiz. Con su salto a la arena política abogan por una sociedad "más justa, democrática, sostenible y solidaria, sin falsas promesas electoralistas".

Para la lista municipal Óscar Fernández, periodista de 34 años, ocupar el primer puesto como cabeza visible de una "iniciativa social  y política de izquierdas, feminista que defiende el medio ambiente y los derechos de las personas y los animales".

La prioridad de Irabazi-Gasteiz "tiene que ser la creación de empleo porque casi 22.000 personas desempleadas en la ciudad es un número muy alto". En esta línea van a apostar por un "empleo digno y de calidad". Trabajarán por una participación ciudadana "real dando más voz a los barrios y no imponiendo proyectos sin consulta".

Los integrantes de esta plataforma no es "esconden en marcas blancas" y se muestran orgullosos de defender sus ideas desde "políticas de izquierdas, verdes y feministas".

Por su parte el candidato a las Juntas Generales Damián García Moreno, comerciante de 34 años, ha abogado por lograr que Araba sea una circunscripción única en las elecciones forales como única forma de garantizar la igualdad de representación entre todos los ciudados del Territorio. Otra de sus líneas de actuación será la de trabajar por el "control efectivo de las Juntas Generales al gobierno Foral".

Ha planteado también la puesta en marcha de un código ético para lograr la verdadera transparencia y plena participación de la ciudadanía. Ha remarcado también que sus salarios "no van a estar por encima de los del resto de la gente ni van a ser superiores en tres veces a lo estipulado en el salario mínimo interprofesional".