Iruña-Veleia recuperará la puerta sur de la muralla del oppidum

13 noviembre, 2017

Este espacio ha sido objeto de diferentes excavaciones desde el siglo XIX

Diputación y Gobierno Vasco seguirán trabajando en el yacimiento de Iruña Veleia. El próximo objetivo es la puesta en valor de la puerta sur de la muralla del oppidum.

“Se trata de una actuación que afectará a la propia puerta y a los primeros tramos al este del acceso. Por otra parte se
adecuará la explanada existente al sur de la muralla, eliminando los pavimentos asfálticos actuales y adecuando las rasantes de manera que sea posible una mejor percepción del monumento”, ha señalado el responsable del Bibat Javier Fernández Bordegara, “todo ello irá acompañado de la correspondiente actuación arqueológica que ha de permitir avanzar en el conocimiento del yacimiento y en su puesta en valor”.

El conjunto monumental de Iruña-Veleia constituye una de las zonas arqueológicas más extensas del Territorio Histórico de Álava puesto que el yacimiento, que supera con mucho los límites del Oppidum actualmente protegido, podría alcanzar unas 126 hectáreas. Ocuparía, por tanto, un amplio espacio de forma triangular en el meandro que genera el río Zadorra entre las localidades de Trespuentes y Villodas, en Iruña de Oca. Sus límites serían el propio río y la carretera A-3302.

En el centro de ese triángulo se encuentra el recinto amurallado, el conocido como Oppidum de Iruña, pero el yacimiento se extiende también hacia el noroeste, por todo el promontorio de Arkiz, y hacia el sur. Ocupa las suaves laderas que descienden hacia la carretera citada, por las que se extendió la ciudad romana altoimperial. Es en esta parte sur donde se sitúan los elementos objeto del presente proyecto: puerta sur y lienzos sur-este del Oppidum.
De todas formas, el proyecto presentado hoy exigirá un trabajo minucioso por parte de los profesionales que dedicarán seis meses al mismo.

La fragilidad del monumento hace que muchos de los trabajos hayan de realizarse manualmente y hay que tener un cuidado extremo cuando deba pisarse el monumento pues existe el riesgo de que elementos de la estructura original se muevan. Además, la dificultad del acceso obliga a emplear maquinaria específica para circundar el monumento y no podrán emplearse vehículos de gran tonelaje que perjudiquen las estructuras. La reconstrucción se basará en los resultados del estudio arqueológico, por ello este trabajo seguirá las pautas marcadas por el equipo de arqueólogos y arqueólogas que ha dirigido la excavación y el equipo redactor del proyecto.

El recinto amurallado, el denominado Oppidum de Iruña, fue declarado Monumento Histórico ya en 1916, y posteriormente Monumento HistóricoArtístico de carácter nacional en el año 1984. En la actualidad, es Bien Cultural Calificado, con la categoría de Conjunto Monumental al amparo de la Ley de Patrimonio Cultural Vasco.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad