Dos de cada tres edificios de más de 50 años han pasado ya la ITE

25 junio, 2018

3.041 edificios de Vitoria-Gasteiz tienen que pasar la ITE antes de este jueves

El 65,4% de los 3.041 edificios con más de 50 años en Vitoria-Gasteiz ha pasado ya la Inspección Técnica de Edificios. El plazo para estas viviendas concluye este miércoles, según la legislación autonómica. Eso sí, desde el Ayuntamiento se han mostrado comprensivos y no habrá sanciones para quien no las haya pasado.  Según los datos actualizados, en Vitoria-Gasteiz tienen que pasar la ITE 3.041 edificios.

La ITE es una inspección en la que un experto certifica el buen estado de un edificio o, en su defecto, los problemas que tiene que solucionar. Esta norma, aprobada en 2012, regula que la ITE es obligatoria cuando los edificios cumplan 50 años. Desde 2012 a 2018 ha existido un periodo de adaptación, que concluye el 27 de junio para los edificios.

ite casco viejo viviendaDesde el Ayuntamiento insisten en que en un primer momento contactarán con todas las comunidades de vecinos que tengan pendiente esta inspección para conocer por qué no la han hecho. Una vez que reciban explicaciones supervisarán todo el proceso y asesorarán. El consistorio ofrece, a través de Ensanche 21, ayudas para este trámite.

Si hubiese algún problema mayor el Ayuntamiento también puede realizar la ITE de forma subsidiaria. Es decir: encargar él mismo la ITE y posteriormente pasar la factura a sus propietarios.

En Vitoria-Gasteiz las viviendas de más de 50 años se acumulan en los barrios más envejecidos y con mayor descenso de población: Casco Viejo, Ensanche y Barrios de Oro (como Zaramaga, Adurtza, Abetxuko o Coronación)

  • ¿Qué hace la ITE?

La Inspección Técnica de Edificios detecta problemas estructurales del edificio y se realiza por bloques, no por portales. Todas las viviendas de más de 50 años deben pasarla. En Vitoria existen actualmente 3.041 edificios con más de 50 años.

La ITE analiza el estado de conservación del edificio, evalúa las condiciones básicas de accesibilidad universal, y analiza la eficiencia energética del edificio. Las revisiones principales afectan a la fachada, la cubierta y las redes de saneamiento y abastecimiento.