"Trabajé desde Vitoria para Custo Barcelona y ahora para Eduardo Navarrete"

15 mayo, 2022

El gasteiztarra Javier Fernández es Jefe de Prensa y de Relaciones Públicas de 15 Segundos Store, la central de marcas del diseñador Eduardo Navarrete

Javier Fernández creció entre revistas de moda, patrones, hilos y dedales. Su madre era costurera y recuerda pasar horas sumergido en la Vogue, la Elle o el Hola: "Me parecía un mundo súper apasionante y muy creativo, siempre me he querido dedicar a ello", cuenta.

Pero las pocas opciones que había en Euskadi para estudiar moda le hicieron decantarse por la carrera de Derecho. Aún así, seguía con el gusanillo y comenzó a volcar y a compartir su pasión en las redes sociales: "La verdad es que le eché algo de morro. Fui conociendo gente del mundillo y de vez en cuando escribía en algún medio de comunicación".

portada-javier-fernandez

Su primera gran oportunidad llegó de la mano de la vitoriana María Clè cuando Javier apenas tenía 21 años. La diseñadora confió en él para que le coordinara un desfile en Cibeles y ahí arrancó su carrera. "María me enseñó a ver la moda como un arte y como una manera de expresar los sentimientos. Voy a estarle eternamente agradecido", reconoce.

Javier fue compaginando los estudios con sus primeros pinitos dentro del mundo de la comunicación: "Los diseñadores crean su proyecto y desean verlo plasmado en la prensa, que al final es un reconocimiento hacia ellos, así que encontré mi pasión uniendo comunicación y moda". Tras el desfile en Cibeles, organizó la fiesta de apertura de Ariztocrazy en Vitoria y trabajó para Custo Barcelona desde su casa en Gasteiz.

Nueva aventura en Madrid

Pero Javier quería más y en 2015 hizo las maletas y puso rumbo a Madrid para continuar con su carrera profesional y un máster en Comunicación y Marketing. Su primer trabajo en la capital le vino de la mano de la marca Dándara, quien también confió en él para la inauguración de su tienda en Vitoria. “Estuve trabajando para dos agencias de comunicación, en 2017 fui jurado en la EGO de la Madrid Fashion Week y en 2019 decidí iniciar mi propio proyecto personal. Trabajé para clientes como Spotify, Perfumerías Primor o Pullmantur entre otros. Fue una experiencia brutal”, recuerda.

moda-jasvier-fernandez.

Pero llegó la pandemia y la agencia de comunicación de Javier tuvo que bajar la persiana: “Afortunadamente, desde La Condesa, donde he estado de jefe de prensa durante los últimos tres años, me propusieron entrar en el proyecto de 15 Segundos, donde estoy ahora”. Se trata de la central de marcas y creadores del diseñador Eduardo Navarrete y la asesora de marketing Paloma García Oliva, donde el gasteiztarra es jefe de prensa y Director de Relaciones Públicas.

Ayudamos a diseñadores jóvenes que quieren entrar dentro del mundo de la moda y que tienen un proyecto con una historia y un concepto detrás. Son diseñadores que merecen un reconocimiento”, cuenta. El trabajo de Javier se basa en dar visibilidad a todos estos proyectos: “Es un trabajo muy satisfactorio porque ves que lo que haces tiene resultados; es un crecimiento personal, pero a la vez profesional para los diseñadores”.

javier-fernandez-vitoria-moda

Volcado totalmente en su trabajo, Javier piensa que desde Vitoria no habría podido desarrollar su carrera: “Vitoria es una ciudad con un gran potencial, con gran variedad de comercios y donde a la gente le gusta vestir bien, pero se tiene que promocionar como destino cultural, de ocio y de compras. No es cuestión de abrir más comercios, sino de hacer una promoción más grande de lo que tenemos”. Para ello, Javier ha comenzado ha trabajar en un proyecto donde Vitoria será protagonista: “Siento que debo algo a mi ciudad y quiero que la gente descubra la joya que tenemos. Para que Vitoria evolucione en moda, necesita más nombre”.

Javier echa la vista atrás y recuerda aquella época en la que leía revistas mientras su madre cosía a su lado: “Jamás me habría imaginado llegar hasta donde he llegado. Si alguien me hubiese contado esto hace 15 años, me habría reído. Pero todo ha sido gracias a mis padres, que han hecho esfuerzos enormes para que yo pueda estar hoy aquí cumpliendo mi sueño”.