Advertisement
Advertisement

Javier Maroto inaugura la oficina de Ayudas+Justas

22 diciembre, 2014

La oficina para firmar sobre la propuesta de RGI se ubica en la Calle Postas

Maroto Firma

El alcalde Javier Maroto ha sido hoy a las 5 de la tarde el primero en firmar la propuesta de reforma de RGI en la oficina de la Plataforma Ayudas Más Justas en la Calle Postas.

El alcalde ha sido el primero en firmar esta propuesta en un local que hoy se ha inaugurado, pero que de momento no tiene luz. Javier Maroto ha querido ser el primero en firmar para mostrar su implicación en esta propuesta. Desde la plataforma han descartado que la firma de Maroto suponga una politización de la ILP.

La oficina de la Calle Postas será la sede central de la Plataforma en Álava, que busca recoger 30.000 firmas para cambiar el acceso de los ciudadanos a la RGI, a través de una Iniciativa Legislativa Popular.

IMG_2209.JPG

La plataforma ha recogido el guante del alcalde Javier Maroto y aboga por "promover un sistema de protección social más justo y solidario". La plataforma insiste en que no busca recortar el acceso a las ayudas a ningún colectivo, sino que su objetivo es garantizar que no haya abusos, y que quienes lo necesitan tengan acceso a la RGI. En redes sociales y en la calle estas asociaciones han tenido importantes apoyos.

Pero al mismo tiempo también han surgido colectivos que se oponen a esta decisión. Agrupadas en torno a Gora Gasteiz, critican la propuesta de ILP y alertan del riesgo de acabar con una Vitoria "Justa, Solidaria y Plural".

Ayudas Más Justas presentó hace unas semanas su propuesta de texto de Iniciativa Legislativa Popular, que la Junta electoral ha aprobado. Tras imprimir las hojas de recogida de firmas, hoy arrancará finalmente la recogida, que se prolongará durante tres meses.

Las reclamaciones de la plataforma pasan por :

Tener residencia legal en el País Vasco y acumular cinco años de residencia en el País Vasco dentro de los últimos diez años. En caso contrario bastará con acreditar, mediante la correspondiente vida laboral, al menos cinco años de actividad laboral remunerada, exceptuándose aquellas personas que perciban una pensión pública o hayan sido víctimas de maltrato doméstico. Esta propuesta es más flexible que la propuesta inicialmente por Maroto, que hablaba de 10 años.

Además aboga por excluir del patrimonio tanto la vivienda habitual como “otros inmuebles de escaso valor en los términos que se determinen reglamentariamente”. 

La propuesta también propone excluir de la percepción de RGI a quienes cuenten con antecedentes penalespor: Delitos referentes a organizaciones terroristas y grupos terroristas y delitos de terrorismo;  delitos de homicidio y sus formas los delitos de lesiones o maltrato de obra del artículo, el delito de lesiones del artículo; el delito de amenazas leves; el delito de coacciones leves; delitos contra la libertad e indemnidad sexuale; delitos contra el patrimonio, tipificados en los artículos; delitos contra la Salud Pública y la perpetración reitera de la falta de hurto.

La propuesta también pide que los perceptores de la RGI puedan realizar trabajos en beneficio de la comunidad a través de los Ayuntamientos, con la excepción de perceptores de pensiones de invalidez, menores de 23 años que cursen estudios o personas que no estén capacitadas para estas labores.

Además también se incluye la propuesta de Javier Maroto de establecer un complemento para “aquellos pensionistas que por sus circunstancias personales no puedan hacer frente a facturas energéticas, como gas o electricidad, cuya cuantía se fijará reglamentariamente.”

También se prohibirá el envío de remesas al exterior, y se reclamará en caso de cobrar el complemento de vivienda, la documentación mensual que justifique, mediante ingreso bancario, los pagos de los gastos de alquiler de la vivienda o del alojamiento habitual.