Joaquina ‘La Alavesa’ López de Madariaga: el talento de una poetisa del siglo XIX

Nació el 12 de septiembre de 1813 en La Puebla de Arganzón. Hija del insigne Blas Domingo López López de la Torre y de Marcelina Yñiguez de Montoya Ruiz de Arcaute, Joaquina fue una de esas mujeres, a menudo olvidadas, que demostraron que el talento literario de una mujer podía brillar tanto o más que el de cualquier hombre.

Sus contemporáneos reconocieron su valor e incluso Fermín Herrán la menciona como ejemplo para reivindicar el acceso a la educación superior para las mujeres. Poetisa, dramaturga, autora de diversos artículos, Joaquina es una de aquellas mujeres que consiguieron hacerse un hueco en el panorama literario del siglo XIX y abrieron el camino para las futuras generaciones.

Publicidad (Sigue leyendo más abajo)
  • Relato sobre Joaquina López de Madariaga

Su querida hija Zoe le tendía la mano para ayudarle a descender del carruaje. Ante ellas las magníficas puertas de rejería del cementerio de Santa Isabel estaban entreabiertas, un remanso de verde y piedra tras el polvoriento camino.

El olor de los cedros, cipreses y pinos transmitía una paz solemne pero no triste. Le estimulaba los recuerdos, casi le hacia sonreír. Joaquina era una mujer mayor, ya había cumplido 62 años, pero seguía manteniendo un porte elegante y seguro.

Su padre fue padre de la provincia, alcalde de Vitoria, diputado en Madrid y gran defensor de los Fueros alaveses

Publicidad (Sigue leyendo más abajo)

Se detuvieron frente el panteón familiar, en la calle San Prudencio número 31. Ahí reposaban los restos de sus padres, el insigne Blas Domingo López López de Torre, padre de la Provincia, alcalde, diputado, magistrado, consultor de la provincia,… y sobre todo un hombre que alcanzó todos esos honores sin gozar de privilegios de cuna.

Hijo y nieto de los venteros de la venta de Lupierro, en el camino de Postas junto a Nanclares de la Oca, fueron sus excepcionales aptitudes y su dedicación al estudio lo que le llevó a convertirse en una figura preeminente de la jurisprudencia. Su ejemplo y su estímulo le animaron a cultivar su talento, a convertirse en “La Alavesa” poeta, dramaturga, articulista…

Su amor por el territorio le llevó a adoptar el sobrenombre de La Alavesa

joaquina lopez de madariaga, poetisa alavesa del siglo XIX

Original: Biblioteca de Koldo Mitxelena Kulturunea-Diputación Foral de Gipuzkoa

Una suave sonrisa se dibujó en su rostro. “La Alavesa”, no le había sido difícil elegir un sobrenombre, amaba profundamente a su tierra. Por eso tuvo que contestar indignada a Carolina Coronado tras la publicación de su “Paseo del Tajo al Rhin”.

A pesar de la sincera admiración que sentía por la literata, se sintió agraviada al descubrir que las descripciones que incluía en su relato sobre su paso por Álava eran escasas, tibias, casi condescendientes… “bonita” había dicho de Vitoria, ni una mención a sus modernas construcciones, a la riqueza de sus monumentos…

Dejó que sus pensamientos se alejaran de aquel decepcionante recuerdo.

Volvió a los días en la casa familiar en La Puebla de Arganzón, su lugar de nacimiento. Los rayos de sol que se filtraban entre las ramas provocando caprichosas sombras sobre el libro abierto, la voz de su madre recriminando a su hermana pequeña, Matilde, que correteara descalza sobre la hierba. Casi podía sentir el olor del verano. Quizás porque sus padres habían fijado su residencia en Vitoria desde que ella era muy niña, aquel lugar siempre le traía a la memoria la suave placidez del estío.

Pero Vitoria era su ciudad, su amada ciudad. ¡Cuánto la echó de menos aquellos cuatro meses que pasó en Madrid! Iba a cumplir 27 años y toda la familia acompañó a su padre que había sido comisionado en Corte para para seguir las negociaciones respecto a los Fueros. Es cierto que la capital estaba llena de impresionantes monumentos, espectáculos, vida cultural, nuevas ideas… y una crisis política que desencadenaría la revolución de 1840 que acabaría con la regencia de Maria Cristina.

Siempre había sentido gran interés por la política: al fin y al cabo las decisiones que tomaban las altas esferas eran las que condicionaban la vida del pueblo, desde el precio del pan hasta el acceso a la educación o la libertad de prensa. Pero la sensación de incertidumbre le produjo sentimientos encontrados. Acaban de salir de una guerra (la primera guerra carlista) y no quería ver de nuevo a su tierra sufriendo, por otro lado le ilusionaban los vientos de libertad.

La Alavesa fue una gran defensora del derecho a la educación, especialmente entre las mujeres

Porque ella era profundamente liberal, por algo sus primeros poemas publicados habían estado dedicados a los triunfos liberales, y desde luego franca defensora del derecho a la educación, en especial de las mujeres, tanto tiempo alejadas de la instrucción. Si hubiera sabido que Fermín Herrán en su escrito sobre la educación de la mujer la propondría como uno de los ejemplos de mujer cultivada y talentosa hubiera sentido un gran orgullo.

Ese mismo año, 1840, contrajo matrimonio con Blas Madariaga Cucullu, natural de Plentzia y empleado de la hacienda militar. En julio del año siguiente nació su pequeña Zoe y fue bautizada en la catedral de Santa María.

Tiempos felices. Publicaba artículos y poemas en diferentes revistas y periódicos, como la revista “Ellas” de Madrid, escribió dos obras de teatro “La promesa se cumplió” en dos actos y La Romántica de Salas, en 3 actos, sentía la admiración de críticos y convecinos… Incluso el joven poeta Obdulio de Perea le dedicó un poema publicado en 1870 en la revista del Ateneo “A la Alavesa”.

poema a joaquina lopez de madariaga la alavesa

Poema publicado en 1870 en la revista Ateneo

En todo el poema no hacía una sola alusión a sus características físicas, solo alababa su talento, la riqueza de su inspiración… ¡Qué pocos ejemplos de poesía dedicada a una mujer que se centren en su inteligencia y aptitudes! Y ella había sido obsequiada con uno de ellos.

Ese mismo año la viruela se lo llevó al otro mundo. El poeta descansa en el mismo cementerio, no muy lejos del panteón que ahora ocupan sus padres, su dulce hermana, su cuñado,… Tiempos de tristeza. Primero la repentina muerte de su madre en 1861 y unos meses más tarde su padre seguía sus pasos hacia el más allá, Matilde en 1867 y su cuñado en septiembre de 1875.

Miró a Zoe, que recolocaba las flores que habían dejado hacia unos días cuando lo inhumaron. Había educado a una mujer culta e inteligente, le dolía no poder disfrutar de su compañía tanto como desearía, pero su esposo Félix López San Martin era catedrático de derecho de la Universidad de Valladolid y debía estar a su lado.
Tiempos felices y tiempos de tristeza, el resumen de una vida.

Se sentía algo cansada y se lo expresó a su hija, quien le tendió su brazo para que se apoyara al caminar. Últimamente venía a visitarla con más frecuencia, se la veía preocupada por la salud de su madre. Siempre había sido una mujer fuerte y esperaba seguir disfrutando de su hija, de las tertulias con sus convecinos, de su tierra y de su amada literatura durante unos cuantos años más.

No fue así, el 6 de octubre de 1876 fue inhumada en el mismo panteón. Sus obras se perdieron, su nombre se olvidó… Hoy queremos recordar a esta mujer de talento, una de aquellas escritoras del siglo XIX que abrieron el camino para nosotras.

joaquina lopez de madariaga

Panteón en el que se encuentran los restos de Joaquina López de Madariaga

2 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Celevito dice:

    Un reto para la autora del artículo: ¿Seguro que no hay ningún resto de la literatura de esta ilustre alavesa? ¿En los archivos de las revistas en las que publicó? ¿Tal vez en la Biblioteca Nacional!… ¡Ánimo!

    • Mart dice:

      No será por no haberlo intentado, fundación Sancho el sabio, red de bibliotecas, biblioteca nacional… lo único que logré hallar fue su foto, que ya es bastante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias de Vitoria Gasteiz Hoy

Primer periódico digital de Vitoria.
Noticias Vitoria-Álava

En Gasteiz Hoy encuentra las últimas noticias de Vitoria y Álava. Somos el primer periódico digital de Vitoria-Gasteiz sobre la ciudad, los barrios y toda la actualidad que afecta a los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz. Ocio en Vitoria, Turismo Vitoria, Obras de Vitoria, información de Tuvisa Vitoria-Gasteiz, Tráfico de Álava y otras noticias de Vitoria y Álava. Periodismo ciudadano e independiente para lectores alaveses críticos en el primer periódico digital de Vitoria. Gasteiz Hoy, todos los derechos reservados.