Jornada de transistores en la Euroliga

3 abril, 2013

El Baskonia deberá ganar y estar pendiente de lo que ocurra en otros campos

baskoniamontepaschiHabía un tiempo en que las televisiones e internet no dominaban el deporte y cuando tu equipo jugaba fuera de casa o necesitabas conocer el resultado de un equipo rival, te tocaba tirar de las ondas radiofónicas para conseguir averiguar cómo iban las cosas. La jornada de mañana en Euroliga sería una de ellas, una de esas noches de nervios, tensión, muchas emociones....una jornada de transistor.

El Caja Laboral tiene que centrarse en hacer sus deberes pero no puede obviar lo que pase en otras canchas donde se disputan partidos de su grupo (Atenas o Barcelona, más concretamente). Ganar al Siena es requisito indispensable para soñar con acceder al TOP8 de la Euroliga. Sin victoria no hay ninguna posibilidad de seguir adelante por lo que conviene no mirar a otros sitios y encargarse de hacer los deberes frente a un equipo italiano que llega en su peor momento, probablemente, de lo que llevamos de curso.

Al igual que el Caja Laboral, los trasalpinos empezaron como motos el TOP16 y eso les ha permitido llegar hasta el final con opciones porque en las últimas semanas se han atascado, perdiendo sus últimos cuatro compromisos continentales y acumulando también alguna derrota en su competición doméstica. La última el pasado lunes sin ir más lejos. Irregulares en su baloncesto pero capaces de cualquier cosa como demuestra su primera vuelta en la que ganaron todo excepto su visita al Palau Blaugrana, cuentan con jugadores de gran talento en su línea exterior como Brown, Hackett o Moss y otros de menos calidad pero especialistas en tareas oscuras como Eze o el ex-baskonista Carraretto. No son el Siena de las últimas temporadas pero por algo están aquí y ya dieron buena cuenta del Baskonia en la ida al que superaron por 84-75. Ojo con ellos. Son un equipo de rachas y si la tiene te destroza.

Respecto al resto de partidos destacan la visita del Maccabi al Barcelona, donde los hebreos buscan también avanzar, y el emparejamiento directo entre Olympiakos y Khimki en el Pireo y que, más que probablemente, se jugarán otra de las plazas. Si el Caja Laboral hace sus deberes, una victoria de los helenos sobre el conjunto moscovita o bien una derrota del Maccabi en la ciudad condal, permitiría sacar billete para los cuartos de final. Ambas parecen más o menos factibles. No obstante, también serviría una victoria rusa sobre Olympiakos por más de doce puntos en un resultado que se antoja algo más complicado pero en esta última jornada todo es factible y si no que se lo pregunten al Khimki que, ya hace unas temporadas, perdió su pasaporte para la siguiente fase porque, precisamente, Caja Laboral remontó un partido imposible contra la Cibona.

Aventurarse con hipotéticos rivales en cuartos de final es rizar el rizo dado que en el otro grupo el jaleo también es mayúsculo pese a que ya se conoce la identidad de los cuatro equipos clasificados: CSKA, Real Madrid, Panathinaikos y Efes. Les toca jugar entre ellos sendos partidos que decidirán las posiciones al término del TOP16. No obstante, el gigante CSKA de Moscú aparece en el horizonte como el equipo con más posibilidades de ser el rival del Baskonia puesto que depende de sí mismo para quedar primero de su grupo.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad