Kibbutz busca relevo tras 40 años vistiendo las casas de Vitoria

2 abril, 2024

Javier y Ricardo abrieron Kibbutz en 1992 tras el cierre de Yrazu: ahora afrontan la jubilación con descuentos del 30% en telas

Kibbutz busca relevo. La tienda de Canciller Ayala agota las semanas para que, en julio, sus socios lleguen a la jubilación. Un comercio de decoración textil-hogar abierto en 1992 por Javier y Ricardo, quienes aprendieron antes el oficio en Yrazu, el mítico comercio de decoración de la Virgen Blanca. Yrazu estaba en la actual oficina de Kutxabank donde aún aterriza Celedón. De aquel negocio, que cerró en 1992, surgieron hasta cinco comercios diferentes por Vitoria-Gasteiz.

Kibbutz fue el primero en abrir y hoy es el único superviviente. La cuenta atrás ya ha comenzado y sus implicados lo viven con nerviosismo: "No sé como irá, nunca me he jubilado", ironiza Javier.

Galería de Fotos de Kibbutz

Javier y Ricardo han decorado miles de hogares vitorianos durante casi 40 años. Tas sus inicios en Yrazu, abrieron Kibbutz Decoración en 1992, en un pequeño local de Canciller Ayala junto al estanco. Años después se mudaron a un espacio más amplio, usado hasta entonces por Caja Vital y por una cuadrilla de blusas. Con aquella ampliación Txus y Mariví se unieron a sus parejas en el negocio y asumieron también la atención diaria a los clientes.

Mari Mar fue la última en llegar al equipo. Un grupo de cinco personas que en julio colgará las tijeras y las reglas para pasárselos a quien quiera seguir con el negocio.

El local ha iniciado la liquidación con todas sus telas al 30% de descuento

Mientras llega ese relevo, la liquidación ha comenzado: toda su exposición de telas está al 30% de descuento. La clientela del barrio lo sabe, y estos días el comercio es un ir y venir constante de gente. Personas que aprovechan este adiós para hacer pequeños cambios decorativos en su casa.

kibbutz vitoria

Txus y Javier trabajan en el local de Kibbutz en Canciller Ayala

Kibbutz Decoración es un comercio de toda la vida, de esos que funcionan gracias al boca a boca de vecinos y familiares: "El boca a boca en Vitoria funciona muy bien. Si hemos resistido 33 años, es porque mayoritariamente hemos acertado".

"En los 90 había muchas películas de cine bélico ambientadas en Oriente Próximo, y los Kibbutz aparecían en muchas de ellas"

Su nombre viene, por cierto, del cine. Sí, Kibbutz es una palabra hebrea, que dio nombre a las comunas impulsadas por los judíos a comienzos del siglo XX en Oriente Próximo. Pero su origen está en el cine: "En los 90 había numerosas películas de los grandes del cine bélico que hablaban de los Kibbutz. Nos gustó el nombre y así lo denominamos. Muchos tratantes pensaban que era una palabra euskaldun por la k y la tz final".

kibbutz vitoria cierre

Sastres de los hogares

Ricardo y Javier conocen bien cada barrio de Vitoria-Gasteiz y explican con pasión cada detalle para decorar un hogar. Kibbutz Decoración alberga telas para todos los gustos y edades, con más de 40 marcas nacionales e internacionales de:

  • Cortinas técnicas
  • Colchas
  • Cortinas
  • Estores
  • Visillos
  • Tapizados
  • Alfombras
  • Moquetas
  • Cortinas de baño
  • Felpudos
  • Cojines

Cada estancia y cada persona necesita una decoración concreta. "Al cliente y al ambiente hay que ponerle lo que pega". Y, aunque la decoración ha cambiado mucho en estos 30 años, hay clásicos que no mueren. "Las cortinas clásicas se siguen llevando porque todavía hay gente de más de 50 años", aclara Javier, quien recurre al refranero: "No vas a poner a un Cristo dos pistolas".

La gente joven también recurre a Kibbutz, a menudo recomendada por sus propios padres. Hogares, en este caso, menos recargados y de tonos claros. En estos casos, ¿qué cortinas colocamos? "La funda nórdica es aquí lo que manda".

kibbutz jubilacion saldos vitoria

La juventud también ha arrinconado, casi hasta desaparecer, a la alfombra tipo persa. Cuestión de gustos, porque Javier destaca que la persa "es una alfombra cerrada y limpia", frente a las que se llevan ahora, que son "muy cochinas y chivatas".

Los matices que no ve la foto

Ver, comparar y tocar: esa es la clave para acertar con la decoración de una estancia. Porque una cortina y una alfombra no se pueden elegir sobre foto: "El color tiene muchos matices, una foto no siempre es fiel". Y tampoco tiene textura: "El muestrario hay que verlo y tocarlo, e incluso acercarlo al mobiliario ya instalado para asegurarte de que es el tono que necesitas".

Las visitas a pisos son diarias, aunque nunca en pisos recién entregados o 'desnudos' de mobiliario. "Los de las lámparas y nosotros somos los últimos en visitar un hogar, los que le damos el toque", aclara Javier. Y es que estos elementos son la guinda a una buena decoración. "Sobre plano tú puedes poner lo que quieras, pero eso es ficticio".

Kibbutz Decoración Jubilación

"Lo bueno cansa"

Muchos hogares de los 70 y 80 mantienen hoy en día esa misma decoración. Son hogares decorados con con muebles de calidad: "El problema de los productos buenos es que duran", ironiza Javier. "Cuando compras género bueno, acabas cansado de ver siempre lo mismo. Te gustaría cambiar algo, pero te cuesta animarte a ello porque no vas a tirar unas cortinas o una alfombra que aún están bien".

El doble acristalamiento de las ventanas desgasta más rápido las cortinas que hace unos años

Eso sí, en los últimos años han notado un mayor desgaste en las cortinas instaladas en Vitoria-Gasteiz, que se queman por el doble acristalamiento de las ventanas: "El efecto lupa es mayor y las cortinas se rasgan y desgastan en los pliegues".

Kibbutz decoración Vitoria

Kibbutz Decoración rebosa hoy colorido en sus 200 metros cuadrados: cortinas, alfombras, moquetas, colchas, manteles, cojines,... Hasta julio cientos de clientes buscarán su guinda a la decoración de su vivienda con descuentos del 30%. Lo que ocurra después dependerá de si, finalmente, alguien asume el negocio que durante casi 40 años ha vestido miles de casas de Vitoria.