Advertisement
Advertisement

La Blanca 2021: Entre "el todo de 2019" y "la nada de 2020"

5 mayo, 2021

Vitoria-Gasteiz se muestra partidario de organizar actos en La Blanca

Vitoria-Gasteiz tendrá actos en La Blanca 2021. No habrá grandes conciertos ni espectáculos masificados, pero el Ayuntamiento sigue analizando qué hacer. Es posible que las fiestas de San Prudencio y Estibaliz sean un ejemplo a seguir en estos actos, pero por ahora no están definidos.

La concejala Estibaliz Canto insistió este martes en que el objetivo es algo intermedio entre "la nada de 2020" y el "todo de 2019". Pero esto obliga a pensar y analizar uno a uno los espectáculos y actos que se podrían organizar. Canto ya avanzó en febrero que no habría grandes conciertos ni actos masificados. Pero aún queda por ver qué habrá.

Los distintos colectivos festivos, eso sí, mantienen de momento una situación de espera. Preparar unas fiestas lleva meses de trabajo. Y ese trabajo no se ha realizado por parte de las cuadrillas de Blusas y Neskak, asumiendo que este año no habrá tampoco fiestas como tal.

La programación cultural para el verano de Vitoria-Gasteiz sigue definiéndose: en junio volverá Kaldearte y el Iradier Arena acogerá versiones reducidas de los grandes festivales. La vacunación sigue adelante y es probable que para agosto ya estén vacunados todos los mayores de 50 años. Precisamente en la primera semana de agosto concluirá la inmunización (segunda dosis) a casi todos los mayores de 60 años.

¿Barracas?

Una de las cuestiones que están en duda son las barracas. Los parques de atracciones (como Igeldo) y parques temáticos están operativos, pero esta cuestión no depende de la Concejalía de Cultura.

En Mendizabala hay posibilidad de espacio y de una regulación de aforo que permitiría evitar aglomeraciones. El recinto ferial cuenta con dos accesos principales que se podrían vallar para garantizar la seguridad. Los feriantes de Euskadi llevan más de un año sin trabajar, reclamando la posibilidad de abrir e instalar sus atracciones. La suspensión de las fiestas de los barrios está bloqueando un año más sus ingresos.

La gestión de las barracas depende, en cualquier caso, del Departamento de Espacio Público. Y este departamento ha mostrado hasta ahora una postura más reticente a organizar y permitir actos. La parte nacionalista del Ayuntamiento muestra desde el principio una posición más cauta, mientras que desde el PSE son más partidarios de recuperar cierta normalidad allí donde se pueda.