Advertisement
Advertisement

La crisis también azota al baloncesto alavés

9 julio, 2014

El deporte y baloncesto alavés atraviesa sus peores momentos con una situación crítica en sus equipos más representativos en la base y la incertidumbre rodea a la continuidad en los proyectos de Araberri y Araski. La situación es más dramática para el UPV porque la crisis ya ha se ha cobrado el peaje de un […]

deporteEl deporte y baloncesto alavés atraviesa sus peores momentos con una situación crítica en sus equipos más representativos en la base y la incertidumbre rodea a la continuidad en los proyectos de Araberri y Araski.

La situación es más dramática para el UPV porque la crisis ya ha se ha cobrado el peaje de un equipo con solera que por falta de recursos económicos ha tenido que renunciar a competir en la campaña 2014-15.

La única noticia positiva llega desde el balonmano donde las chicas del Ehari verán cumplido su sueño de disputar la División de Honor B después de lograr los méritos deportivos en la pista con un histórico ascenso.

Tras varias reuniones con diferentes empresas la cooperativa agrícola Garlan ha asegurado una parte importante del presupuesto necesario. Además de la ayuda tanto de Diputación como de Ayuntamiento la cooperativa ubicada en Illarraza ha conseguido el apoyo privado, necesario para poder cubrir los cerca de 40.000 euros que cuesta el canon federativo, arbitrajes y desplazamientos.

Desaparece el UPV

El UPV de baloncesto, equipo vinculado a la universidad pública vasca, que ha militado en las últimas temporadas en la Liga EBA, se ha visto obligado a renunciar a seguir compitiendo "por falta de medios económicos".

Después de más de veinte años ligado al baloncesto alavés y tras militar en los tres últimos en la Liga EBA, la "falta de recursos" económicos hacen "inviable" a todas luces que pueda continuar la trayectoria del equipo. "Los buenos resultados deportivos no son sinónimo de salud económica y nuestro histórico club no ha sido ajeno a tal circunstancia", puntualiza en su nota de despedida.

El club da las gracias a todos los que han pasado por su estructura y a las personas que hicieron posible que el equipo fuera una "referencia para el baloncesto vasco".

Araberri y Araski apuran plazos

En el caso del Araberri y Araski se hallan inmersos en una desesperada búsqueda de recursos económicos que les garanticen poder afrontar los gastos de la competición.

El Araberri quiere agotar todas las posibilidades y por eso ha materializado la preinscripción en Adecco Plata aunque no garantiza su participación en esta categoría. Además de cubrir las cantidades necesarias para esta campaña, el club araberrista necesita obtener 20.000 euros para inscribir al equipo y garantizar un aval de 60.000 euros.

Desde las oficinas del Araberri se ha llevado a cabo la preinscripción del equipo para así poder apurar los plazos e intentar conseguir las cantidades que restan para que el equipo pueda competir de nuevo en Adecco Plata,

En idéntica situación se encuentra el Araski femenino que ha mantenido una agotadora ronda de contactos con instituciones y diferentes patrocinadores buscando la financiación. Ahora las de Livia López están a la espera de obtener las respuestas para tratar de aclarar su futuro.

Ante esta circunstancia, Araski ha decidido iniciar los trámites de la inscripción que están en su mano. Ha remitido la documentación del club y equipo y abonará el canon de inscripción correspondiente a las federaciones Española y Vasca.

También se enviará un escrito informando de que los trámites para cumplir el requisito pendiente, el aval o dinero en depósito por valor de 13.500 euros, se prevén solucionados en los próximos días, por lo cual se solicita a la FEB una prórroga del plazo para presentarlo.

El deporte alavés sigue con su calvario particular después de ver como la falta de ayudas se ha llevado también por delante la edición 2014 de la Gasteiz Cup, el Bipolo no podrá defender en el hielo el triplete logrado esta campaña, mientras la Gala de Navidad de la Federación Alavesa tampoco saldrá adelante este año.