Advertisement
Advertisement

Masivo respaldo a la huelga en la enseñanza pública

12 diciembre, 2017

Todos los sindicatos se han unido a esta convocatoria, que reclama más OPEs y un aumento salarial


Álava vive este martes una nueva jornada de huelga en la enseñanza pública. Una huelga a la que, en este caso, se han adherido todos los sindicatos, pese a que posteriormente hay manifestaciones separadas. ELA, LAB y STE-EILAS convocaron una manifestación a las 12 desde la Plaza Bilbao, mientras que CCOO se concentrará en Bilbao y UGT lo ha hecho a las 13:00 en la Virgen Blanca.

Desde los sindicatos de educación aseguran que la huelga ha sido un éxito, con un seguimiento superior al 75 % en todos los colectivos (docentes, personas de educación especial y personal de cocina y limpieza). Según ELA Hezkuntza, un total de 28.000 trabajadores y trabajadoras de la escuela pública y 1.200 del Consorcio Haurreskolak estaban llamados hoy a la huelga. El 90 % de haurreskolak ha acudido, al igual que el 85 % de educación especial, el 80 % de limpieza y cocina y más del 75 % en docentes.

Por lo tanto, 36.435 niños y niñas se han visto afectados hoy por esta huelga, a la que están llamados tanto el personal docente como el no docente. Son cerca de 4.000 los docentes llamados a la huelga, a lo que hay que sumar el personal no docente. En cuanto a los servicios mínimos estará al menos el director y un miembro de personal no docente.

La huelga ha tendido un seguimiento superior al 75 %, según los sindicatos

Entre las reivindicaciones de los sindicatos están un aumento de la plantilla en 1.800 docentes, un aumento de la inversión pública en Educación (del 3,5% actual del PIB al 6%), reducir la tasa de temporalidad del 38% al 6% o reducir un 10% los ratios de alumnos por aula.

También se pide recuperar el poder adquisitivo. Los sindicados aseguran que se la pérdida de poder adquisitivo acumulada desde 2009 es de 32.500€ en Infantil y Primaria, y 41.100€ en Secundaria.

Otra de las propuestas es realizar las sustituciones desde el primer día en todos los casos, no penalizar los salarios en caso de baja o impulsar la jubilación.

Desde el Gobierno Vasco se comprometieron recientemente a lanzar varias OPEs con 5.000 nuevas plazas hasta 2020, algo que para los sindicatos sigue siendo insuficiente. Por lo tanto, aseguran que "no les queda otro remedio" que continuar con la dinámica de huelgas y movilizaciones.