La gripe aviar vuelve a Salburua

28 octubre, 2022

La gripe aviar es una de las enfermedades más graves para la aves

La gripe aviar vuelve a Salburua. Una enfermedad que afecta a las aves y que no tiene riesgo para las personas. Pero que obligará a tomar medidas a los gallineros y granjas avícolas del entorno de la Llanada Alavesa.

Agricultura establece varias pautas para las granjas avícolas de Arrazua-Ubarrundia, Barrundia, Elburgo, Legutio, Vitoria-Gasteiz y Zigoitia:

  • Prohibida la cría de patos y gansos junto con otras especies de aves de corral.
  • Prohibido el mantenimiento de aves de corral al aire libre. En caso de no ser posible, es imprescindible la colocación de telas pajareras o cualquier otro dispositivo que impida el contacto directo con las aves silvestres.
  • Los comederos y abrevaderos de las aves domésticas deben estar completamente protegidos de las aves silvestres.
  • Queda prohibida la presencia de aves de corral u otro tipo de aves cautivas en certámenes ganaderos, muestras, exhibiciones y celebraciones culturales, así como cualquier concentración de aves de corral u otro tipo de aves cautivas al aire libre.

"Estas medidas tienen carácter temporal y se prolongarán durante el periodo en el que se mantenga el riesgo", explica Diputación Foral de Álava.

Sin riesgo para las personas

Diputación explica que este virus "cuenta con un muy bajo potencial de infección a las personas, pero las autoridades sanitarias recomiendan minimizar el contacto innecesario con las aves que muestren síntomas clínicos o se hallen muertas en el campo". En cualquier caso, se recuerda que el virus no puede ser transmitido a través del consumo de carne de ave, huevos o cualquier producto alimenticio a base de aves.

Actualmente Europa está viviendo una de las epidemias de influenza aviar más importantes de los últimos años, habiéndose notificado en el último año alrededor de 6.000 casos en 36 países. Esta enfermedad animal es transmitida principalmente por las aves silvestres, que son portadoras naturales de este virus, y las aves acuáticas migratorias juegan un papel fundamental en la propagación de la enfermedad. Es por ello que, con el actual comienzo del periodo migratorio de las aves, el riesgo de propagación de la enfermedad está aumentando considerablemente.