La (in) Justicia Gratuita

26 agosto, 2014

  Autor: Víctor Gago Hernáez A finales de junio tuvo lugar en Madrid una manifestación en contra de la nueva reforma de la Justicia Gratuita que pretende instaurar el Gobierno. A dicha concentración asistieron más de 700 letrados, según datos de diversas agrupaciones de abogados. Puede parecer un número bajo, pero no lo es tanto si […]

 

Autor: Víctor Gago Hernáez

A finales de junio tuvo lugar en Madrid una manifestación en contra de la nueva reforma de la Justicia Gratuita que pretende instaurar el Gobierno. A dicha concentración asistieron más de 700 letrados, según datos de diversas agrupaciones de abogados. Puede parecer un número bajo, pero no lo es tanto si tomamos en consideración que estaban representados los 83 Colegios de Abogados de todo el País.

Este proyecto de ley, igualmente, se ha ganado la oposición de prácticamente la totalidad del cuerpo judicial, así como de fiscales y otros profesionales del derecho. Por este motivo queremos aprovechar este espacio que nos ofrecen nuestros amigos de Gasteiz Hoy, para explicar a nuestros lectores en qué consiste la justicia gratuita y la reforma que el Gobierno pretende de la misma.

El acceso a la Justicia de todos los ciudadanos, se encuentra recogido en la Constitución, dentro de su artículo 24. Pero no podemos entender de forma plena ese derecho sin vincularlo con el artículo 119 del mismo cuerpo normativo, el cual regula el derecho a la asistencia jurídica gratuita de todo el mundo que acredite carecer de ingresos para costeársela.

Un error común, es asociar la idea de la Justicia Gratuita con el abogado de oficio ya que ésta va más allá, por ello la primera duda que puede surgir, es:

¿En qué consiste la justicia gratuita? La justicia gratuita es una serie de prestaciones a las que el ciudadano que no tenga ingresos y lo acredite puede acceder, entre ellos obviamente está la asistencia letrada en todas las instancias, pero no es el único existiendo muchos más, como: informes periciales de oficio, exención de pago de las tasas judiciales, gratuidad de las notificaciones…

Ahora que sabemos en que puede consistir el beneficio de justicia gratuita, la siguiente cuestión es, ¿cómo puedo solicitarla?

Para poder tramitarla deberemos acudir al Juzgado, concretamente al Servicio de Orientación Jurídica, donde existe personal especializado para orientar al ciudadano e informarle sobre la documentación que debe presentar al objeto de acceder al servicio. Una vez acreditemos esa insuficiencia económica nos será asignado un letrado o seremos beneficiarios de alguna de las prestaciones ya mencionadas.

En otras ocasiones el abogado de oficio asistirá siempre al encausado, el cual deberá acreditar posteriormente esa falta de recursos, siendo el caso típico el del detenido, el cual debe solicitar la justicia gratuita tras la intervención del letrado. En caso de no hacerlo el letrado no cobrará la intervención por parte de la Administración, teniendo que facturar al ciudadano directamente.

Como pude verse es un proceso muy burocrático y dista mucho de la perfección, pero tras la reforma que pretende el ejecutivo se restringirían mucho más los derechos de ciudadanos y letrados. Desde la lucha emprendida por el colectivo de abogados, se han sintetizado en diez los puntos candentes de la reforma.

  1. Reduce el umbral de acceso

Se toma como referencia la unidad convivencial, por lo que se coge para el cómputo de ingresos estos de forma bruta, sin tener en cuenta las personas dependientes y sin ingresos de esa unidad (hijos, abuelos…)

El umbral pasa de establecerse en el doble del Salario Mínimo Interprofesional -1.290,06.-€ a tomarse como referencia el doble del IPREM -1.065,02.-€. Por lo que las personas que ganen algo más de mil euros mensuales quedarían excluidas, sin tener en cuenta en ocasiones los gastos que tengan.

  1. Aleja al ciudadano de una asistencia jurídica cercana

El proyecto suprime la obligación de que el abogado del turno de oficio asignado tenga su despacho en el lugar de asistencia, siempre que pueda personarse en tres horas. Por este motivo en un procedimiento de divorcio, por ejemplo, podrán asignarte un abogado de Cádiz al que no veas hasta el día del juicio.

  1. Crea desigualdades

Reconoce la Justicia Gratuita a colectivos y personas jurídica que cuentan con grandes recursos económicos. Se reconoce así mismo la asistencia jurídica gratuita a los menores aún cuando sus padres posean recursos suficientes.

  1. Sospecha del ciudadano

Se considerará que quien solicita más de tres veces la Justicia Gratuita, dentro del periodo de un año comete abuso del derecho, por lo que no se le otorgaría en principio más. Supongamos que en un mismo año te divorcias, te despiden y sufres un accidente, no tendrías derecho a más intervenciones con el beneficio de justicia gratuita.

  1. Acaba con la gratuidad del servicio de orientación jurídica

Los ciudadanos que soliciten orientación en los Colegios de abogados, deberán abonarla y sólo se les devolverá si posteriormente se les reconoce el derecho. Hasta ahora este era un servicio gratuito.

  1. Olvida la gratuidad de las prestaciones básicas

Hasta ahora si eras beneficiario tenías todas las prestaciones necesarias para garantizar tu derecho ante los tribunales. Ahora puede que se conceda una prestación única y el resto no. Imaginemos un ciudadano estadounidense que es detenido, no tiene recursos y le dan abogado de oficio pero no un traductor, aún cuando no conoce el idioma.

  1. Desconfía del ciudadano sin recursos económicos

Con la reforma será necesario acreditar la insuficiencia económica en cada instancia. Es decir si nos desestiman en primera instancia y queremos recurrir deberemos pasar nuevamente por todos los trámites.

  1. Multiplica la burocracia y genera costes innecesarios

Carga al ciudadano de papeleo innecesario, así como a los letrados.

Se prevé que a los cuatro años se revoque el derecho a la asistencia, aún cuando hay procedimientos que duran más.

  1. No garantiza la financiación pública

No garantiza el pago de las prestaciones, ni los honorarios de los letrados.

El año pasado se aprobó la Ley de Tasas bajo el pretexto de que su recaudación financiaría la Justicia Gratuita. Ni un solo céntimo ha sido destinado a esta partida.

 

Victoria Jurídica es un blog alojado en GasteizHoy.com y gestionado por expertos en derecho, que busca resolver las dudas legales de los ciudadanos y acercar a los vitorianos el mundo jurídico.