La inquilina que resiste en solitario en el edificio de Dato 20

18 junio, 2024

El edificio de Dato 20 está a la espera de un acuerdo entre inquilina y propietario para iniciar su reforma integral

El edificio de Dato 20 acumula décadas de abandono por parte de su propietario. Es un portal muy jugoso que antaño acogía viviendas y oficinas. Hoy solo una inquilina vive en este inmueble. Es 'la última de Filipinas', una persona con renta indefinida que lleva mucho tiempo allí y que rechaza ahora irse, pese a los intentos del propietario.

En los últimos 15 años el edificio ha ido quedándose vacío: primero fueron las oficinas, luego las viviendas y finalmente los locales. En 2021 resistían aquí dos vecinas y dos locales. Ahora solo queda una vecina, que es la que se interpone entre los intereses de su propietario y las reclamaciones del Ayuntamiento.

Porque la inquilina tiene todo el derecho legal a seguir viviendo allí y a no irse. El problema es que el propietario lleva años buscando la ruina del edificio para su reconstrucción. El Ayuntamiento rechazó la ruina, pero sí ha autorizado una reforma estructural del edificio, que incluye el arreglo de la cubierta y que prácticamente vaciaría el interior del edificio.

El propietario tiene licencia ya para la reforma integral del edificio, pero no se puede hacer con una persona viviendo en él

La propiedad presentó un proyecto de rehabilitación integral, y tiene la licencia desde el 18 de julio de 2023. Esta reforma, sin embargo, no puede llevarse a cabo sin desalojar el edificio. Y es aquí donde no hay acuerdo: la inquilina vive en su casa y la ley de ampara, porque no quiere irse.

Así que el Ayuntamiento ha dicho a la propiedad: o llegas a un acuerdo con la inquilina para que abandone el inmueble, o tendrás que cambiar tu proyecto de reforma y hacerlo por fases: "La ejecución de las obras no permite que vivan personas en este tiempo y es necesario el desalojo", explica el concejal de Urbanismo, Borja Rodríguez.

dato 20

Decisión el 14 de julio

El propietario tendrá que comunicar una decisión antes del 14 de julio: o arreglo por fases, o acuerdo con la inquilina. De no tomar ninguna decisión, el consistorio impondría multas por falta de mantenimiento del edificio. Los andamios llevan ahí tres años y tanto la cubierta como la fachada están muy deterioradas.

El edificio sigue sin actuación alguna, pese a los numerosos requerimientos del Ayuntamiento. Su propietario no lo ha mantenido en ningún momento, y por eso llegó incluso a pedir la ruina. Pero es un edificio protegido.

El concejal de Urbanismo, Borja Rodríguez, recalca que "la propiedad quiere arreglar el edificio", aunque un arreglo integral que se ha prolongado con los años, a medida que los distintos inquilinos abandonaban.

Desde EH Bildu, Xabi Ruiz de Larramendi ha instado al Ayuntamiento a impulsar una solución para el edificio, y para presionar al propietario para que de esta forma puedan acometerse las reformas necesarias.

 

El edificio de Dato 20 está muy enfermo. El tejado necesita una reparación urgente para evitar filtraciones; y la fachada y los miradores también piden a gritos una rehabilitación. Ventanas y persianas rotas, cristales con mucha suciedad y letreros abandonados se observan desde el exterior.

Desde 2021 tiene un andamio como 'falda'. El inmueble pertenecía en su origen a Seguros Aurora, que en el año 2000 absorbió Seguros Axa. El actual propietario tiene domicilio fiscal en Bizkaia. Este es un edificio clásico, con más de 100 años de vida, uno de los edificios del salón de estar de los vitorianos. Se construyó en 1902, según el registro Euskoregite.

Los negocios y viviendas han ido cerrando sin que el propietario haya buscado sustituirlos. En este portal había oficinas de Axa, de Jolben, una clínica dental... incluso el Ararteko tuvo aquí su oficina. Pero estos espacios cerraron, los vecinos se fueron yendo y el propietario no ha sustituido estas rentas por nuevos inquilinos.

En la planta inferior cerró en agosto la Confitería Goya (que hace un siglo era Pastelería García) y antes el Pub Río. Los otros locales permanecen cerrados, como Jolben (que fue también una heladería) y la esquina en donde hace muchos años se ubicó Max Mara (y antes Singer).

dato 20

Edificio de Dato 20 en 1925