Advertisement
Advertisement

La localidad alavesa de Elburgo, unida a Canarias por la ciencia

2 diciembre, 2013

Es sábado por la tarde en Elburgo, pequeño municipio alavés, en el que el frío y la lluvia hablan de un otoño que se ha vestido de invierno. En el polideportivo Landederra, Laura, Iker, Ekain y Mikel, niños de entre 9 y 11 años, están terminando de colocar, en la maqueta de la Isla de […]

elburgoEs sábado por la tarde en Elburgo, pequeño municipio alavés, en el que el frío y la lluvia hablan de un otoño que se ha vestido de invierno. En el polideportivo Landederra, Laura, Iker, Ekain y Mikel, niños de entre 9 y 11 años, están terminando de colocar, en la maqueta de la Isla de La Palma que están construyendo, los alfileres que indican los lugares en los que se han producido erupciones volcánicas en los últimos siglos, y las poblaciones de más de cinco mil habitantes de una isla situada a dos mil kilómetros, y que empiezan a conocer como si hubiesen estado allí. Cerca de ellos, Maitane, Jesús, Iker y Luis -los mayores del grupo, entre 12 y 14 años- están intentando que el robot que han construido entre todos consiga realizar “la misión del camión”, una de las muchas que aparece marcada en el tablero que tienen ante ellos.

Son "Los Catastrónicos", uno de los 30 equipos que participará el 14 de diciembre en la FLL Euskadi, fase autonómica de la First Lego League, competición científica y robótica para niños y jóvenes de entre 9 y 16 años, organizada cada año en más de cincuenta países. En Euskadi es Innobasque quien se encarga de canalizar el inmenso flujo de creatividad que genera la FLL, organizando la FLL Euskadi, a la que acuden equipos formados en centros escolares o, como en el caso de los Catastrónicos, grupos de tiempo libre.

¿Por qué la isla de La Palma? Una de las partes de que consta la competición es el “proyecto científico”. Este año, los participantes tienen que elegir una comunidad y una catástrofe natural, y proponer soluciones innovadoras que permitan prevenir, protegerse o minimizar los efectos de estas catástrofes. Un documental sobre un posible desprendimiento de parte de la isla de La Palma tras producirse una erupción volcánica en una falla de la isla, que podría provocar un tsunami gigantesco, impresionó al grupo, que eligió La Palma y los volcanes por delante de el País Vasco y las inundaciones, Navarra y los movimientos sísmicos, el sudeste asiático y los tifones y hasta una docena de combinaciones comunidad-catástrofe.

¿Cómo conseguir información sobre La Palma? Los jóvenes de Elburgo enseguida encontraron que en esta isla canaria también había un equipo preparando la FLL, con base en el Colegio Sagrada Familia, situado en la localidad de Los Llanos de Aridane. El equipo, "Nazaret Los Llanos", agrupa a alumnos de tercero y cuarto de ESO, y lo primero que hicieron fue tranquilizar a los Catastrónicos sobre el futuro de su isla: la hipótesis del desprendimiento de la isla y el consiguiente tsunami parece altamente improbable, y no quita el sueño a los palmeros. Después, haciendo gala de la "coopertición" -competir colaborando- que es uno de los valores que quiere transmitir la FLL, ofrecieron información general y contactos en La Palma donde poder encontrar la información necesaria para poder llevar adelante su proyecto a los Catastrónicos. Y, por supuesto, aprovecharon para hablar maravillas de su isla, "la más verde del archipiélago" y, cómo no, “la más bonita”.

La comunicación con la gente de “Nazaret Los Llanos” ha permitido a los Catastrónicos reorientar su proyecto, que versa sobre cómo proteger las viviendas de los efectos de las ondas de choque se se generan en algunas erupciones volcánicas. Los chavales de Nazaret Los Llanos, por su parte, están desarrollando su proyecto sobre nuevas formas de combatir los incendios forestales en los bosques de La Palma. Los alisios y elementos en suspesión en el aire llegados del continente africano forman una combinación peligrosa, que desde el equipo FLL palmero quieren combatir mediante el uso de hielo seco, algo que, según indicaban en su último mensaje desde Los Llanos de Aridane a Elburgo, han podido comprobar que funciona en el laboratorio de su colegio.

“Catastrónicos” y “Nazaret Los Llanos” han encontrado en la ciencia y la técnica un nexo de unión entre el frío alavés y el trópico palmero. Mientras siguen preparando su participación en la FLL Euskadi y la FLL Canarias han aprendido ya algo más sobre lugares lejanos pero con gente muy próxima.

Noticia elaborada por el Tecnoclub Elburgo

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad