La maraña legal que envuelve a una comunidad de vecinos de Vitoria

29 junio, 2024

Un portal de la calle Santiago rebota entre Diputación y Gobierno Vasco para desgravar la obra de rehabilitación del edificio

Papeleo, buenas palabras, muchas visitas a ventanillas institucionales y poca solución. Con la burocracia hemos topado. O al menos lo ha hecho una comunidad de vecinos de la calle Santiago, que vive envuelta en una maraña legal para poder desgravar fiscalmente una obra que realizaron en su fachada.

Nos situamos. Los 12 pisos de este bloque llevaban ya tiempo ahorrando cada mes para hacer frente a una amplia y necesaria reforma del inmueble. Su coste rondaba los 300.000 euros. En 2021 deciden pedir la ayuda para la rehabilitación energética en edificios existentes en Euskadi (Programa PREE). Está en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Ayuda de 72.000 euros

Lo financia la Unión Europea con los ya famosos fondos Next Generation y, en el País Vasco, es el Ente Vasco de la Energía (EVE) quien gestiona estas subvenciones.

Santiago vecinos EVE maraña legal

Estado del edificio tras la reforma.

Para conseguirla, debían acreditar que obtendrían un ahorro energético, como mínimo, del 30%. Tras comprobar que cumplían los requisitos y pedirles que contrataran a un arquitecto y aparejador, les reconocen una ayuda directa de 72.000, que les entregarán al acabar la obra.

"A diferencia de otras ayudas del Gobierno Vasco, Diputación o Ayuntamiento, para estas no cuentan con la declaración de la renta, al no estar sujetas al IRPF. Y es la comunidad de vecinos la que se convierte en promotora de las obras, quien las contrata y realiza", explica Iñaki, vecino y administrador de esta comunidad.

"Para la desgravación en la declaración de la renta, hace falta un certificado que nadie nos da"

En septiembre de 2021, el Ayuntamiento da el visto bueno y los permisos para la obra, que incluye aislamiento completo, ventanas de aluminio y reparaciones en las terrazas del edificio, entre otras actuaciones. Los trabajos concluyen en los 18 meses máximos estipulados, y el Colegio Oficial de Arquitectos Vasco Navarro de Vitoria-Gasteiz certifica la reforma en enero de 2023.

A vueltas con el certificado

Reciben la subvención prometida del PREE. Hasta aquí todo en orden. Pero en 2024 aparecen los problemas. Pueden acogerse a deducciones fiscales por la cuantía de la rehabilitación que no cubrieron dichas ayudas. Ni se lo piensan. Recopilan toda la documentación y confían en tener buenas noticias en la declaración de la renta del ejercicio 2023.

Santiago vecinos EVE maraña legal

Las obras de rehabilitación se realizaron durante 2022.

"Cuál es nuestra sorpresa cuando no lo admiten, y dicen que, para dar la desgravación, hace falta un certificado de quien ha gestionado la rehabilitación que demuestre el fin de obra", cuestiona Iñaki.

Y es que, según el artículo 87 de la norma foral del IRPF, se entenderá por rehabilitación "cuando haya sido dictada resolución calificando o declarando las mismas como actuación protegida en virtud de lo dispuesto en el Decreto del Gobierno Vasco 317/2002".

Como una pelota de ping-pong, los vecinos rebotan entre Diputación y Gobierno Vasco sin solución

Implica que, para la deducción por rehabilitación de vivienda es necesaria una Resolución del Gobierno Vasco donde figure el importe de la actuación protegida. Para entendernos, un documento que demuestre que la obra se ha realizado.

Santiago vecinos EVE maraña legal

¿Quién emite dicha resolución? He ahí el quid de la cuestión. Iñaki, como administrador de Santiago, 28, lleva semanas como una pelota de ping-pong. Rebotando entre Diputación y Gobierno Vasco, pidiendo ayuda para encontrar una solución.

"Desde el Gobierno Vasco nos mandaron la resolución del EVE para entregarnos la ayuda de 72.000 euros. Y aportamos el registro de fin de obra de los arquitectos. Pero no es suficiente para Diputación. En Hacienda nos dicen que falta un documento del EVE que certifique que ese dinero se solicitó y ejecutó conforme a las condiciones marcadas en los fondos PREE. Y la respuesta del EVE es que ellos no dan el documento que pide Diputación", enumera perplejo este vecino.

"No entiendo cómo un particular puede estar así, de lado a lado. Te sientes indefenso"

Efectivamente, desde el Ente Vasco de la Energía indican a Gasteiz Hoy que la agencia energética se limita a gestionar estas ayudas y emitir una resolución en caso de concederlas. Nada más.

Indefensión

Tampoco los reclamos de los vecinos a Industria del Gobierno Vasco han surtido efecto. Ni la visita a las oficinas de Zuzenean, "donde me dijeron que hablara con el EVE de nuevo". "Cuando es el Ayuntamiento, Diputación o Gobierno Vasco quien financia algo, te dan un papel que lo certifica. Pero en este caso, el EVE no lo da. ¿Qué les cuesta?", resalta Iñaki.

Un bucle que a él y a sus vecinos les genera hartazgo, impotencia y desesperación. "No creo que seamos los únicos en todo Álava que optamos a estas ayudas. Pero nadie nos da una solución. Y, si no me proporcionan el documento, ¿cómo lo presento?", plantea.

"No entiendo cómo un particular puede estar así, de lado a lado. Te sientes indefenso. ¿Tanto les cuesta hablar entre administraciones y pedir lo que falte? Es un problema endémico de la administración, con tanta parcelación", critica. El cual ya ha trasladado también al Ararteko. Mientras, no cejan en su deseo de resolver el problema.