La Plaza de España desde el siglo XVIII hasta nuestros días

17 abril, 2013

Aunque ha tenido numerosos nombres, mantiene el que se le concedió en 1936

La Plaza de España representa, junto con los Arquillos, la solución arquitectónica ideada por Olaguibel para salvar el desnivel entre el Casco Viejo y el Ensanche. Aunque su aspecto interior se asemeja a otras plazas de la península, se diferencia en un aspecto esencial: es el único cuadrado perfecto de España, con los cuatro lados iguales. Además, en su extremo norte tiene que solucionar una importante pendiente, que provoca que la diferencia de altura entre la salida de Mateo de Moraza y la propia Plaza sea considerable.

La Plaza de España (ese es a día de hoy su nombre oficial) se construyó a finales del Siglo XVIII, en 1791. Su primer nombre fue precisamente el de la Plaza Nueva, en contraste con la Plaza Vieja ubicada junto a ésta. De estilo neoclásico, y rodeada por una hilera de soportales, la Plaza recibió otros nombres como Plaza de la República, Plaza de la Constitución, de  Alfonso XIII y, ya desde 1936, Plaza de España.

Este recinto ha acogido multitud de acontecimientos importantes. El más destacado es, sin duda, el nombramiento de José Bonaparte como Rey de España en 1808.

En cuanto a los hechos curiosos está el accidente de un avión nazi en septiembre de 1936. El avión cayó en la misma plaza, y provocó la muerte de al menos tres personas. El hecho fue rápidamente escondido.

La Plaza de España ha sido sede de corridas de toros, de partidas de ajedrez y de numerosos eventos relacionados con la época. La plaza de España fue también el escenario del primer descenso de Celedón en los años 50.

Además, hasta finales de los años 30 la Plaza contó con un kiosko muy similar al de La Florida. Un kiosko que fue posteriormente retirado y que permitió a la plaza ganar mucho más espacio.

Anteriormente se ubicaba en el centro de la plaza un pequeño escenario presidido por una farola, como se puede ver en una de las imágenes superiores. Además, en esa misma foto se observa que el hueco que ahora ocupa el reloj tenía un cartel con el lema Viva Alfonso III, y más abajo se podía leer Viva la Constitución.

La Plaza de España es también desde hace muchos años el lugar en el que se ubica el rastrillo, donde se realiza el intercambio de cromos y donde se celebran ferias especiales como el mercado de Navidad.

Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Iñaki Larrañaga dice:

    ¿Plaza de España o Plaza Nueva? Más información en este artículo (euskera) sobre los distintos nombres de la plaza. http://zuzeu.com/2012/12/03/espainia-plaza-ala-plaza-berria/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad