Advertisement
Advertisement

La residencia Alarte de Etxabarri Ibiña cierra

21 mayo, 2021

La empresa denuncia el cierre de la residencia, argumentando baja ocupación, pese a que ELA asegura que no se han aceptado desde febrero nuevas entradas

La Residencia de Mayores Alarte de Etxabarri Ibiña cerrará sus puertas. Así lo ha denunciado ELA, explicando que los 11 trabajadores irán a la calle y se reubicará a los mayores. La plantilla lleva tres meses sin cobrar. Ni siquiera han percibido dinero para poder ir a trabajar al centro.

Además, sus cargas de trabajo se han disparado, ya que "los despidos, las renuncias y las bajas de los últimos meses no se están sustituyendo con nuevas contrataciones". ELA acusa a la directora y a la apoderada de la residencia de "dejar morir el centro".

La residencia recibió una multa por parte de Bienestar Social tras la denuncia de un trabajador por las carencias asistenciales en la residencia. "En vez de adoptar medidas para solucionar los problemas por los que ha sido sancionada, la empresa culpa a sus empleados y empleadas de la multa y les deja de pagar alegando pérdidas, aunque ignore nuevas solicitudes de ingreso", denuncia ELA.

El último ingreso se produjo el 28 de febrero, aunque desde entonces varias familias se han interesado por una plaza, sin recibir respuesta de la residencia, asegura ELA. Además, la plantilla acusa a la directora de vulnerar el convenio estatal y de recortar en productos de primera necesidad.

La residencia tiene capacidad para 24 usuarios, aunque sólo había 14 cuando el 21 de abril se anunció el cierre. Y en las últimas semanas se han sucedido las bajas o los despidos entre el personal, que no han sido sustituidos.

La empresa ha presentado concurso de acreedores. El argumento de la empresa para el cierre es la "baja ocupación", algo que sorprende dada la importante demanda de plazas en residencias para mayores.