La Supercopa confirma la enorme brecha entre Baskonia y Barça

4 octubre, 2013

La Supercopa ha puesto esta noche de manifiesto lo que ya era evidente. Barcelona y Real Madrid están cinco peldaños por encima del resto y han ganado con una contundencia bestial sus envites de semifinales contra Laboral Kutxa y Bilbao Basket respectivamente. Laboral Kutxa está todavía en proceso de formación y hay que darle tiempo. […]

La Supercopa ha puesto esta noche de manifiesto lo que ya era evidente. Barcelona y Real Madrid están cinco peldaños por encima del resto y han ganado con una contundencia bestial sus envites de semifinales contra Laboral Kutxa y Bilbao Basket respectivamente.

Laboral Kutxa está todavía en proceso de formación y hay que darle tiempo. Hubo aspectos esperanzadores como el nivel de Pleiss o la intensidad de los primeros diez minutos, pero en líneas generales poco se puede sacar en claro del partido, salvo que el Barcelona es, a día de hoy, un equipo inaccesible para el Baskonia.

El partido arrancó con un ritmo frenético. Nocioni adelantó que aquí nadie iba a regalar nada y tirando de calidad y testiculina mandó al banquillo a Lampe y Todorovic a las primeras de cambio (2 faltas para cada uno). Ninguno pudo pararle y Baskonia mandaba 14-9. Para entonces los dos equipos estaban ya en bonus tras un intercambio de golpes con muchísima intensidad. A la tercera Xavi Pascual dio con la tecla. El esloveno Nachbar salió de cuatro y empezó a producir para dar tranquilidad al conjunto culé que coincidiendo con la salida de la segunda unidad baskonista logró voltear el marcador con un parcial de 4-11 para un 18-20 en ocho minutos frenéticos. La pizarra de Scariolo se hacía notar y el equipo movía bien el balón, con un sobresaliente Pleiss, lo que permitía terminar el primer periodo con un espectacular 25-27.

La salida del segundo cuarto fue desacertada. El Barça subió un pistón su actividad defensiva, con constantes ayudas en la defensa sobre Pleiss, y acertado desde fuera en ataque logró marcharse en el marcador (25-35, min 13). Al Laboral Kutxa le costaba un mundo anotar (tres puntos en casi seis minutos) pero no le perdía la cara al partido en ningún momento, a pesar del gran acierto ofensivo de la maquinaria blaugrana. Papanikolau, Oleson, Tomic…todos sumaban para el conjunto catalán logrando superar la decena de puntos de diferencia hasta que una antideportiva a Nocioni provocó que la diferencia se fuera hasta los 16 para un 38-54 al descanso.

El paso por el vestuario no cambió el panorama. Nachbar sumaba ya 20 puntos al inició del tercer periodo y lideraba a un Barcelona dispuesto a no dar tregua. La diferencia subió de los veinte (42-63) y sólo Nocioni daba cierta réplica a base de garra con. Los Causeur, Jelinek, Heurtel o Hodge muy desaparecidos en tareas ofensivas. Precisamente esa garra eliminó al Chapu del encuentro tras señalársele una técnica muy recriminada al argentino por parte de Scariolo. Baskonia no dejó de intentarlo pero la profundidad del banquillo visitante le permite jugar siempre al límite e ir desgastando poco a poco al rival hasta aplastarlo. Cualquier error fruto del cansancio en las filas baskonistas era penalizado por el Barça que cerraba el tercer cuarto con un contundente 51-76.

El último cuarto no tuvo ninguna historia, más allá de poder ver al jovencísimo Diop en cancha durante unos minutos. Pese a la claridad de la diferencia al conjunto de Scariolo no se le puede negar entrega y esfuerzo pero la inagotable lista de variantes que ofrece el roster catalán provoca que no bajen el ritmo en los cuarenta minutos como demuestra el 73-98 final.

Mañana final futbolera entre dos plantillas tremendas preparadas para ganarlo todo. El Laboral Kutxa está en otras guerras y tiene que seguir con su puesta a punto, olvidando lo ocurrido esta noche en el Buesa Arena porque de nada servirá a partir del domingo que viene cuando se alce el telón de la Liga Endesa. Paciencia con el equipo y a seguir trabajando.

Fotografías: Baskonia y Javier Maroto

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad