La última perla vitoriana vuelve a casa

28 junio, 2024

Pablo Laso es el último jugador vitoriano que ha dado la cantera baskonista y ahora regresa como entrenador

Pablo Laso fue la última perla vitoriana de Baskonia. El último jugador de la cantera y nacido en Vitoria-Gasteiz que triunfó en la cancha. Su recorrido como base queda muy lejos y oculto por su currículum como entrenador. Pero Laso levantó la primera Copa del Rey que ganó Baskonia en 1995. Fue su último año como jugador de aquel Taugrés Baskonia que había llegado ya dos veces a la final de la Copa de Europa en Laussane y en Estambul.

pablo laso baskonia San Viator

Pablo Laso, abajo a la derecha (foto del Anuario de San Viator)

Sus inicios en el baloncesto fueron en San Viator, y allí compartió equipo con el también entrenador campeón de Europa Roberto Iñiguez de Heredia. Ambos están de hecho en la foto superior. Jugó en San Viator hasta viajar durante un año a EEUU. A su regreso se enroló en la cantera del Baskonia. Debutó en la temporada 84-85 y permaneció 10 temporadas en Baskonia.

Laso vivió como base el crecimiento del club, viendo cómo llegaba a las semifinales de ACB en dos ocasiones y cómo crecía en Europa y en la Copa. Así, fue el encargado de alzar la Copa del Rey en 1995 en Granada. Fue el primer gran título que conseguía Baskonia. Ganó 88-80 a Zaragoza.

Marcha a Madrid

Laso no pudo, sin embargo, levantar la Copa de Europa de 1996 en el Pabellón Araba. Meses antes abandonó Vitoria rumbo al Real Madrid, donde permaneció dos temporadas y media. De hecho acabó esa tercera temporada en Cáceres. Poco después viajó a Italia, aunque a mitad de temporada viajó a Málaga. Su última gran etapa fue en el Girona. Laso también jugó con la selección española.

La marcha de Laso al Real Madrid dos años después de la de Arlauckas generó un enfado importante en parte de la afición. Aunque en aquella época Madrid estaba muy por encima de un Baskonia que aún iba poco a poco dando pasos de gigante hacia el lugar en el que está hoy.

Iñaki Iriarte fue uno de los entrenadores de Laso. Hace unos días aseguraba a Gasteiz Hoy: "Los mejores jugadores que he entrenado han sido Tiago Splitter y Pablo Laso", reconocía.

Entrenador

Pablo Laso debutó como entrenador ACB dos años después de colgar las botas, en el Valencia Basket. Posteriormente viajó a Cantabria y de ahí a Donostia, donde consiguió subir a ACB a Gipuzkoa Basket. Pero su éxito llegó en el Real Madrid.

Laso cogió a un equipo que vivía su mayor crisis en muchos años en el baloncesto y devolvió la ilusión a la afición merengue. Florentino Pérez apostó de nuevo por la sección y el club confió en él para el resurgir baloncestístico del Madrid. Así, sumó dos Euroligas y varios títulos ACB en un equipo que, también hay que reconocerlo, estaba hecho a golpe de talonario.

Su marcha de Madrid fue también polémica tras un problema de salud de Pablo Laso. El entrenador quería seguir, pero la directiva no lo aceptó. Hace unos meses, cuando Laso volvió al Palacio con Bayern de Munich, la ovación de los espectadores fue bestial. Una muestra más de que la afición madridista estaba del lado del gasteiztarra.

También el regreso de Laso al Buesa con los bávaros fue muy diferente al que tenía con el Madrid. Así, con el equipo blanco los pitos eran mayoritarios en la presentación. Incluso desde parte de la afición se le seguía insultando. Pero con el Bayern de Munich el Buesa ovacionó al gasteiztarra.