La Vía del Vasco-Navarro inaugura un nuevo tramo en Antoñana

18 noviembre, 2016

Álava quiere convertirse en referente del turismo verde

La Diputación Foral de Álava ha inaugurado esta mañana el nuevo tramo de la vía verde del Vasco-Navarro, a su paso por Antoñana. Tras tres meses de obra y con un presupuesto de 237.591 euros –financiado al 50% con fondos europeos FEDER-, los trabajos han acabado con uno de los puntos negros del recorrido que, hasta ahora, obligaba a ciclistas y peatones a atravesar la carretera A-3136, una carretera estrecha, sin arcenes y con varias curvas. Además, se ha incorporado a la vía un nuevo ramal que la conecta con el pueblo de Antoñana, hasta ahora aislado del itinerario.

vasco-navarro-antonanaLa conexión cuenta con un paso subterráneo que cruza la carretera y una pasarela de madera que sortea el río Ega-Berrón, ambas adaptadas para personas con discapacidad, sillas de ruedas y coches de bebés.

En el acto de inauguración, González ha aprovechado para subrayar la intención de la Diputación Foral de Álava de convertir a Álava en “referente de turismo verde”. “Araba tiene mucho potencial en el turismo de naturaleza y esta vía verde es un buen ejemplo, al ser una de las más largas y atractivas del Estado”, ha explicado en referencia al Vasco-Navarro, que atrae cada año a 240.000 ciclistas y peatones.

González ha hecho referencia también al atractivo de la Montaña Alavesa y su vía verde para los turistas que llegan de otros territorios: “La vía del Vasco-Navarro, que hoy ampliamos y mejoramos, es una buena opción para conocer Montaña Alavesa, a pie o en bicicleta. Sus rincones, sus pueblos y sus gentes son la mejor carta de presentación, dentro y fuera de nuestras fronteras”, ha señalado.