'La Zapa' se moviliza contra un after

4 noviembre, 2022

Vecinos de Zapatería denuncian las molestias que causa un after abierto tras la pandemia

Vecinos de la Calle Zapatería se han movilizado contra las molestias que les causa el Pub Woody, reabierto a comienzos de año y que abre viernes, sábado y domingo como after. Un local que no tiene licencia del Grupo 3, pero que, como cualquier otro bar, puede abrir desde las 6 de la mañana. Y este es el horario que tiene habitualmente el local: abre por la tarde hasta su horario de cierre y reabre a las 6:00 de la madrugada para que algunas personas prosigan la fiesta.

pub woody vitoria after

Los vecinos denuncian las molestias que ocasiona el tipo de público que acude a este local, que sigue la fiesta nocturna durante el día: "Los clientes se quedan fuera y molestan". Son varios los vecinos de la zona que han recogido firmas para controlar el concepto 'after' de este local, y en los próximos días se reunirán con el Ayuntamiento.

Las molestias en este bar son constantes durante el día, denuncian. "Hay peleas y viene la policía cada día", asegura un vecino de esta zona de la calle. Zapatería es una vía en la que la fiesta siempre ha estado presente. Sin embargo, las molestias de otra época son muy distintas a las que ahora se producen a plena mañana.

Porque el público que atrae este establecimiento (y la hora) es muy distinto al que durante los últimos 25 años disfrutaba de la fiesta en esta calle. Son personas que acuden en muchos casos ya "pasadas" por el alcohol u otras sustancias, para continuar la fiesta durante el día, aunque haya amanecido. Y los vecinos denuncian la falta del control por parte del personal de seguridad del local.

Los ruidos y molestias se producen en plena calle, desde las 6 de la mañana hasta más allá del mediodía. Ruidos constantes que en ocasiones son también amenazas al vecindario e insultos: "Te asomas a la ventana y te increpan". Incluso el tren turístico ha sufrido en varias ocasiones a los clientes de este local: "Se han llegado a subir y amenazar a los turistas", explica un testigo, vecino de un portal cercano.

Versión del Woody

El propietario de este establecimiento cuenta con otros locales en la Calle Zapatería. De hecho, acaba de abrir el cercano 4.40. A preguntas de Gasteiz Hoy asegura: "Los únicos vecinos que se están quejando son cuatro. El resto no. Algunos de los vecinos vienen aquí abajo de fiesta", justifica Hamilton. Los vecinos desmienten estas declaraciones: las firmas contra el local son ya de 32 personas que residen en cinco portales cercanos, en una zona con pocos pocas viviendas por comunidad.

El propietario del after compara incluso la apertura del Woody con la de otros bares cercanos, que también abren por la mañana aunque con un concepto muy diferente: hostelería diurna y pintxos: "No soy el único que abre a la mañana". El estado en el que se encuentran algunos de los clientes ha afectado incluso en alguna ocasión a las terrazas de los locales cercanos, como cuenta otro testigo y cliente habitual de uno de los bares.

Yo solo quiero revivir la calle y voy a seguir con lo que estoy haciendo

Pese a estas acusaciones, el responsable del Woody insiste: "Yo solo quiero revivir la calle, yo voy a seguir con lo que estoy haciendo, porque Policía Local me ha dicho que está todo en regla". Las visitas al local son diarias y Policía ha impuesto ya multas por exceso de ruido. El responsable del bar concluye que hay "racismo" en las críticas de los vecinos hacia su local.

Cambios en La Zapa

El resurgir de La Zapa es una labor en la que, desde hace meses, trabajan otros hosteleros de esta misma calle, ajenos por completo a este local. Hace un lustro la vida nocturna prácticamente desapareció, y hoy apenas quedan algunos locales como el K o Millenium.

En este tiempo otros locales han renovado por completo su concepto festivo, apostando por una hostelería diurna: es el caso del Comemé, Botanic o El Abuelo, entre otros. La fiesta nocturna se ha desplazado hacia otras calles del Casco Viejo.