Advertisement
Advertisement

Euskadi cierra la hostelería a la 01:00, prohíbe el poteo y cancela los cotillones

29 diciembre, 2021

Euskadi prohíbe consumir de pie y reduce los aforos al 60%

El LABI prohíbe las celebraciones y los cotillones de Año Nuevo. Euskadi cerrará a la 1 de la madrugada la hostelería y todas las actividades comerciales y culturales desde este miércoles y hasta el 28 de enero, según ha confirmado Iñigo Urkullu. El cierre a la 1:00 se aplicará durante el próximo mes, con lo que estará en vigor para Nochevieja, Año Nuevo y Reyes, pero también para el resto de fines de semana.

Estos cierres, consensuados con Navarra y otras autonomías, amenazan con trasladar las fiestas tras las campanadas a lonjas, viviendas o a la propia calle, ya que no se espera una noche fría. Y supondrán unas pérdidas muy importantes para la hostelería.

El decreto se publicará este mismo martes en el BOPV y las medidas entrarán en vigor el miércoles 29 de diciembre. A la reunión de este martes no ha asistido Gorka Urtaran, que ha dado positivo poco antes de la reunión.

Medidas aprobadas

  • La hostelería, las lonjas, los txokos y todas las actividades comerciales y culturales cerrarán a la 01:00 de la madrugada.
  • El aforo en espacios públicos se reduce al 60%, con algunas excepciones.
  • Prohibido consumir de pie.
  • Límite máximo de 10 personas por agrupaciones de mesa en la hostelería. La distancia entre mesas o grupo de mesas será de metro y medio.
  • El 1 y 6 de enero no podrá abrir nada antes de las 8 de la mañana.
  • Mantenimiento del Pasaporte Covid en las condiciones vigentes.
  • La cabalgata de Reyes se mantiene.

Además, el máximo de personas para cualquier tipo de evento social, cultural o deportivo es de 600 personas en interiores y 800 personas en exteriores. En recintos con capacidad entre 1.600 y 5.000 personas, el máximo en interiores es de 800 personas y de 1.200 en exteriores. En recintos con capacidad superior a 5.000 personas, el aforo máximo es del 50%, sin perjuicio de que sea de aplicación otro límite determinado en el ámbito estatal.

La reducción de aforos afectará a eventos con entradas ya vendidas

El lehendakari ha asegurado además que la reducción de aforos afecta también a los eventos ya programados y con entradas vendidas: "Los conciertos y eventos tienen que cumplir todas las medidas, para eso hacemos el decreto. Tienen un aforo y una hora que cumplir". Es el caso, por ejemplo, de actuaciones de teatro, conciertos o de eventos deportivos: Mayumaná, el Orfeón Donostiarra y conciertos en el Teatro Principal y en diferentes salas de Vitoria-Gasteiz.

En las próximas horas se deberá aclarar este punto, porque podría llevar a la cancelación de numerosos eventos o a su traslado de urgencia a espacios más grandes. Urkullu ha apelado a los seguros que los promotores tengan contratados, pero resulta casi imposible doblar actuaciones o tener que decirles a algunos propietarios de entradas que no pueden ir.

En cuanto a los partidos de Baskonia y Alavés, la obligación se convierte en recomendación, ya que es el CSD el competente en estas ligas profesionales. Urkullu ha recordado que los tribunales ya rechazaron en su momento la limitación para los partidos de LaLiga.

El Gobierno Vasco se reunirá este miércoles con las asociaciones de hostelería

Respecto a los cotillones, las pérdidas son millonarias: ¿Quién debe hacer frente a los gastos derivados de la devolución de entradas? Kubik cifra en 50.000 euros las pérdidas por la cancelación del cotillón, y en El Reservado hablan de unas pérdidas del 60% del valor de cada entrada.

Asociaciones de hostelería se reunirán este miércoles con el Gobierno Vasco para analizar medidas que palíen las posibles pérdidas. La hostelería puede perder cientos de miles de euros por esta medida, solo en Nochevieja. Este martes la asociación de Hostelería Vitoria y Álava ha exigido la dimisión de Urkullu por "arruinar al sector y poner en riesgo la salud y el futuro de todos los vascos".

Pese a que la incidencia supera los 2.000 casos, el Lehendakari ha señalado que los datos no se trasladan de forma proporcional a la ocupación hospitalaria y de camas UCI; “Pero, aun así, se encuentran tensionadas”. “Este tensionamiento se está evidenciando, también, en la Atención Primaria”, ha añadido. Ante esta nueva situación, Iñigo Urkullu ha indicado que Osakidetza está procediendo a un refuerzo y reorganización de sus recursos humanos y materiales. Hoy mismo la consejera Gotzone Sagardui ha anunciado que ya no hará seguimiento ni rastreo de los positivos.

labi nochevieja

Propuestas de consenso

Las nuevas restricciones están basadas en las propuestas presentadas hace una semana, y que Iñigo Urkullu no se atrevió a aprobar en solitario. Ahora el Gobierno Vasco "ha priorizado el trabajo conjunto entre todas las comunidades autónomas", ha asegurado Iñigo Urkullu. De hecho Navarra, La Rioja, Asturias, Cantabria y Aragón han puesto en marcha medidas similares.

Castilla y León, en precampaña electoral, no ha aprobado ninguna medida, con lo que se abre la puerta para que algunos alaveses opten por disfrutar de la Nochevieja en Miranda de Ebro u otros lugares de dicha comunidad (incluido Treviño y Lapuebla de Arganzón).

Al contrario de lo que ha hecho Navarra, el Gobierno Vasco no ha solicitado el aval del TSJPV para poder aplicar estas medidas. Los tribunales de Navarra sí han avalado unas restricciones muy similares a las de Euskadi.

La fiesta a otra parte

La aplicación de restricciones en Euskadi amenaza con provocar una fuga de personas en Nochevieja hacia Miranda o Condado de Treviño. En Castilla y León no hay por el momento anuncio alguno de restricciones, pese a que Sagardui defiende respuestas coordinadas para evitar este aumento del tráfico hasta regiones cercanas. Navarra, La Rioja y Cantabria sí han acordado restricciones conjuntas con Euskadi.

El cierre de la hostelería trasladaría la fiesta a viviendas, lonjas, a la calle o a comunidades cercanas

En cualquier caso, parece claro que la fiesta en la primera noche del año se trasladará a viviendas, locales, lonjas o a la propia calle si finalmente se cierra la hostelería. El Gobierno Vasco ha hecho un llamamiento a la responsabilidad, y ha publicado diversas recomendaciones, pero no tiene capacidad para prohibir las reuniones en espacios privados ni en la vía pública.

La previsión es que los más jóvenes salgan a la calle a celebrar el Año Nuevo. Se esperan además mínimas agradables (5º) para esta época del año, con lo que es previsible que la gente se acumule en la calle para celebrar.

El Gobierno Vasco se reunirá este miércoles con los hosteleros para analizar posibles compensaciones por este cierre. La hostelería perderá miles y miles de euros por el cierre en Nochevieja.