Advertisement
Advertisement

Lanbide oferta empleos sin contrato laboral

2 julio, 2014

La precariedad laboral se ha disparado en los últimos años con la crisis económica. Las condiciones de trabajo han empeorado, los salarios se han reducido y se ha popularizado una nueva figura en el sector servicios: el falso autónomo. Este tipo de trabajador, que desarrolla sus funciones para una empresa, no pertenece sin embargo a […]

lanbideLa precariedad laboral se ha disparado en los últimos años con la crisis económica. Las condiciones de trabajo han empeorado, los salarios se han reducido y se ha popularizado una nueva figura en el sector servicios: el falso autónomo. Este tipo de trabajador, que desarrolla sus funciones para una empresa, no pertenece sin embargo a ella, y el único contrato que tiene es el llamado mercantil.

Contrato con el que el trabajador no cotiza a la Seguridad Social, sino que se tiene que dar de alta como autónomo, pagar IVA y tributar al IRPF. Además con el contrato mercantil no hay despido y el salario se percibe con la emisión de facturas. Esta figura jurídica, gestionada mediante 'contrato mercantil' genera una gran inseguridad en los empleados y ha sido cuestionada en numerosas ocasiones, ya que las empresas lo aprovechan para ahorrarse costes de contratación. El problema es que en los últimos tiempos Lanbide ofrece a los parados este tipo de ofertas de empleo. Cada día se puede observar alguna oferta de este tipo con sólo buscar entre sus ofertas la palabra Mercantil.

El Servicio Público de Empleo tiene la obligación de analizar y regular al detalle las ofertas de empleo que él mismo ofrece. Y así lo hacía hasta el inicio de la crisis: establecía unas condiciones y requisitos y posteriormente realizaba un seguimiento del proceso de contratación. Se trataba de garantizar una seguridad jurídica al parado y, al mismo tiempo, asegurarse de que los trabajadores no rechazaban un empleo para asegurarse el puesto de trabajo.

Sin embargo en la actualidad Lanbide ha relajado los controles para las empresas y basta con rellenar un documento para que un empresario o autónomo pueda presentar su oferta de trabajo. Los trámites se han reducido pero también el control. Desde Lanbide aseguran a GasteizHoy que el servicio de Empleo ejerce únicamente como mediador entre empresas y parados, poniendo en contacto a quienes necesitan mano de obra con quienes están en paro. Y ahí no se tiene en cuenta ni siquiera el tipo de contrato.

La mayoría de estos empleos con contrato mercantil son como comerciales de seguros, productos financieros o publicidad, y en muchos de ellos evidentemente el sueldo es en función de objetivos (a comisión). Pero en algunos casos estas ofertas llegan incluso a otro tipo de negocios más polémicos.

Empresas multinivel

Lanbide ha llegado a ofrecer incluso sus bases de datos a empresas multinivel. Afiliados de un negocio de este tipo realizaron en Primavera entrevistas a parados registrados en Lanbide para ofrecerles pertenecer a su organigrama, con un desembolso previo inicial (la adquisición de un producto) y sin contrato laboral alguno. El problema es que los parados que acudieron a estos encuentros en El Boulevard fueron llamados para acudir a las entrevistas de trabajo sin saber para qué empresa era exactamente ni en qué condiciones. Todo ello con el riesgo añadido de que, al no aceptar una entrevista de trabajo, pueda interpretarse como un rechazo a trabajar.

Las empresas multinivel como Nu Skin funcionan mediante la captación de comerciales que al mismo tiempo venden su producto y captan nuevos comerciales. Este tipo de negocios ha aumentado con la crisis, como una oportunidad para obtener ingresos por parte de parados e incluso de trabajadores.

Trabajadores de Lanbide reconocen que en los últimos años se ha rebajado el control existente sobre las ofertas de trabajo, así como sobre las empresas. El Servicio Público de Empleo ejerce realmente como una agencia más de empleo, sin tener al mismo tiempo en cuenta la necesidad de cuidar al máximo los datos personales de los parados.