Las cabezudas de Vitoria resucitan con más elegancia y con ganas de pegar

28 julio, 2022

Vitoria-Gasteiz incorporara las dos cabezas desaparecidas hace 20 años y renueva los trajes de todos los cabezudos modernos

Los cabezudos de Vitoria-Gasteiz han dado este jueves la bienvenida a La Vieja y la Señorita. Las dos nuevas cabezas vuelven a La Blanca 2022, tras más de 20 años desaparecidas. Ambas cabezas mantienen el aspecto original con esta nueva recreación y se parecen a los otros cuatro cabezudos de este juego. El Departamento de Cultura cumple así con una vieja reivindicación de los aficionados de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos.

La empresa de Beriain (Navarra) Eskuartean Imaginería Festiva ha trabajado con distintas referencias. Para ello ha contado con imágenes de archivos personales, así como una cabeza de otro cabezudo para tomar como referencia.

cabezudas nuevas vitoria gasteiz

Las dos nuevas cabezudas no llegan solas. La renovación de la comparsa es importante, ya que los seis cabezudos 'modernos' estrenan también trajes. Dejan atrás las clásicas batas y en su lugar recuperan una vestimenta más clásica. Charo Iturralde ha sido la encargada de preparar las nuevas vestimentas.

El cambio llega incluso a las bochinchas. Tres años después de usarlas por última vez, ahora vuelven con un material que apenas hace daño, pero que sí hace ruido al golpearla. Y hoy han querido demostrarlo. Los seis cabezudos han vuelto hoy a la calle tres años después, y lo han hecho con mucha efusividad. Periodistas, turistas y hasta la concejala y los técnicos de Cultura han recibido los golpes de los seis cabezudos.

Recuerda: los nombres de los seis cabezudos son Calva Seca, Llorón, Ojo Birika, La Rubia (que no es rubia) y las dos novedades: La Señorita y la Vieja. A estos seis cabezudos de 1930 les acompañan otros más antiguos: Escachapobres, Cachán, Celedón y El Pintor de Vitoria.

¿Por qué desaparecieron?

La Vieja y La Señorita son parte del grupo de seis cabezudos creados en 1930: tres hombres y tres mujeres. Fueron creados en el estudio de Higinio Basterra. Eran cabezudos sin relación con ninguna persona, y de hecho los nombres obedecen a la cultura popular: fueron los niños los que bautizaron a estos personajes. Y, de ellos, Ojo Biriqui ha sido siempre el más popular. También estaban Calva Seca y El Llorón (llamado en algún momento también el Viejo o el Abuelo, por el color blanco del pelo que llevó una época).

En 1974 las seis cabezas se renovaron por completo. El Ayuntamiento encargó a un estudio de Valencia unas nuevas nuevas que se parecían poco a las originales. Estas cabezas creadas en los 70 permanecieron más de 20 años, y son las que recuerdan muchos adultos.

En 1997 y 2001 las cabezas se renovaron de nuevo, y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz duplicó los juegos con fibra de vidrio. Pero en este caso ya solo había 4 cabezudos, y no seis. Dos de las tres mujeres cabezudas desaparecieron: solo quedó La Rubia (que, en realidad, de rubia tiene poco).

¿Fue en esta renovación cuando desaparecieron las dos cabezudas? Nadie en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz sabe qué ocurrió con los dos personajes desaparecidos ni cuándo se les perdió la pista.