Las comparsas de Carnaval tendrán un límite de 400 personas

18 noviembre, 2022

La mayoría de las comparsas no alcanzan ese límite, y la media por comparsa en 2020 fue de 275 personas

Cada comparsa del Carnaval de Vitoria-Gasteiz tendrá un máximo de 400 componentes en 2023. Esta es la limitación establecida para 2023 por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Es, en cualquier caso, una ampliación de aforo respecto a 2022, cuando el límite fue de 300 personas.

En realidad en 2020 (el último año de normalidad) la media de participantes por comparsa fue de 275 participantes, y muy pocas superaron los 400 componentes. Aunque la diferencia de componentes entre una y otra comparsas es evidente. Las AMPAs de los colegios son habitualmente las más numerosas. También hay comparsas que limitan por sí mismas el número de participantes. Y es que, cuanto más distancia hay desde la carroza, más complicado resulta seguir el ritmo de la música.

A falta de confirmación definitiva, en 2023 participan todas las comparsas que ya estuvieron en 2022, con el regreso de Zaranbiz Buen Pastor. Esperantza Eskaut Taldea, sin embargo, ha confirmado que no saldrá en 2023.

“Estos van a ser unos Carnavales muy especiales, los primeros sin restricciones. Desde el Ayuntamiento colaboraremos con las comparsas, que son las protagonistas de estas fiestas, para que el color, la música y el buen humor reinen en las calles de Vitoria-Gasteiz durante esos días”, ha subrayado la concejala de Educación y Cultura, Estíbaliz Canto.

La subvención municipal asciende a 85.000 euros, que se repartirán las comparsas en función, principalmente, del número de integrantes. Estas ayudas servirán para hacer frente a los gastos derivados de la participación de las diferentes comparsas en los desfiles de Carnaval, así como otros actos, como la tradicional Quema de la Sardina. El Departamento de Cultura y Educación ha previsto en su presupuesto una consignación presupuestaria de  85.000 euros para dotar a estas subvenciones.

Las ayudas financiarán la construcción de las carrozas (materiales, alquileres, mano de obra derivados de su construcción…), el alquiler o contratación de ambientación musical de la comparsa, el alquiler, compra o confección de los disfraces y los gastos de combustible generados por la participación en los desfiles.